El economista jefe de BBVA, Jorge Sicilia (d), y el economista jefe de BBVA Research, Rafael Doménech
El economista jefe de BBVA, Jorge Sicilia (d), y el economista jefe de BBVA Research, Rafael Doménech - EFE

BBVA prevé que la incertidumbre política restará ocho décimas al PIB hasta 2017

Los expertos del servicio de estudio de la entidad calculan que se crearán alrededor de un millón de puestos de trabajo entre 2016 y 2017

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los servicios de estudio del BBVA prevén que el PIB mantenga su recuperación en el segundo trimestre del año y crezca el 0,8% en tasa intertrimetral, y aumente el 2,7% en 2016 y 2017, aunque advierte de que la incertidumbre sigue "siendo elevada" y no se puede descartar una desaceleración. El economista jefe del Grupo BBVA, Jorge Sicilia, ha alertado de que el crecimiento de la economía española es "frágil y vulnerable".

El informe "Situación España" correspondiente al segundo trimestre del año presentado este miércoles, indica que el "PIB seguirá creciendo a tasas saludables" y permitirá crear alrededor de un millón de puestos de trabajo entre 2016 y 2017, así como reducir la tasa de paro al 18,5% el próximo año.

No obstante, el BBVA Research afirma que los riesgos internos y la probabilidad de que ocurran se ha incrementado, en referencia a un cambio en la política económica doméstica. El estudio señala el riesgo de la incertidumbre sobre la política económica observada hasta la fecha y advierte de que podría estar restando 0,3 décimas al crecimiento del PIB en 2016, y 0,5 décimas al alza de 2017. "Si la incertidumbre se incrementa, o incluso si no se disipa favorablemente, podría tener un impacto relevante sobre las decisiones económicas de empresas y familias", afirma el estudio.

También incide en el aumento del riesgo derivado al deterioro de la credibilidad sobre el proceso de consolidación fiscal de las cuentas públicas como consecuencia del incumplimiento de los objetivos marcados.

Según los datos más recientes, la creación de empleo y el crecimiento de la demanda interna mantienen su dinamismo, y los denominados "vientos de cola" que han apoyado la recuperación continuarán haciéndolo durante los próximos dos años, aunque con una menor intensidad.

En este sentido, indica que se observa una reversión parcial en los últimos tres meses de los precios del petróleo y que los efectos de la política monetaria expansiva sobre la economía "también se van debilitando".

"La economía estaría ligando en el segundo trimestre de 2016 cuatro trimestres con un crecimiento de alrededor del 0,8% del PIB", señala el documento. Respecto al proceso de consolidación fiscal, el economista jefe del BBVA Research, Rafael Doménech, ha señalado que España podría cumplir con los objetivos de déficit marcados por el Gobierno y no ve necesario una flexibilización de la meta de déficit más allá de un año.

Los analistas del BBVA Research prevén un déficit público del 3,9% del PIB para 2016, tres décimas más de la estimación que contempla el Programa de Estabilidad enviado a Bruselas y del 2,9% del PIB para 2017. "Con previsiones de crecimiento económico del 2,7% y con una política neutral no hace falta posponer más de un año la consecución del objetivo de estabilidad presupuestaria", ha dicho Doménech.

Además, Doménech ha señalado que "es recomendable continuar con un proceso ambicioso de reformas de la economía que consoliden el crecimiento y la creación de empleo de calidad". Doménech ha dicho que la incertidumbre política de enero a abril "está teniendo un impacto negativo al crecimiento y el PIB podría haber crecido más".

Sobre la evolución del desempleo en España, BBVA Research señala que la reforma laboral del 2012 supuso un avance significativo sobre la normativa previa y atenuó algunas de las disfunciones del mercado de trabajo pero no abordó otros aspectos como medidas para incentivar la búsqueda de empleo o fomentarla utilización del contrato a tiempo parcial.