El Ibex cierra su mejor sesión en año y medio tras el resultado de las elecciones en Francia

El selectivo español ha subido un 3,76% este lunes, situándose en 10.776 puntos. Los mercados asumen que Macron vencerá a Le Pen en la segunda vuelta de los comicios

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35, ha registrado una subida este lunes del 3,76% en la que ha sido su mejor sesión en el último año y medio. El selectivo español ha cerrado en 10.776 puntos, máximos de agosto de 2015. El optimismo se ha extendido por los mercados tras los resultados de la primera vuelta de las elecciones francesas y el favoritismo de Emmanuel Macron respecto a Marine Le Pen en la segunda vuelta.

El sector financiero, que representa aproximadamente una sexta parte del Ibex, ha registrado las mayores subidas. BBVA se ha disparado un 7,32%, mientras que Caixabank (5,58%), Santander (4,93%), Sabadell y Bankia (4,5%) también han registrado importantes ganancias. Todos los valores del selectivo han cerrado en positivo.

El resto de Bolsas europeas también han registrado importantes alzas. La victoria del candidato centrista, Emmanuel Macron, en la primera vuelta de los comicios galos ha sido especialmente beneficiosa para Milán, que ha subido un 4,77% y París, que ha registrado un alza del 4,14%. Además, Fráncfort ha subido un 3,37% y Londres, un 2,11%.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocaba en 127,7 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,607%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,0859 dólares.

El líder del movimiento En Marche! apunta como favorito en la segunda vuelta que se celebrará el próximo 7 de mayo. Con el 97% de los votos escrutados, Macron (23,86%) ha ganado por dos puntos y medio a Le Pen (21,43%). Los inversores respiran hoy aliviados por el freno al ultraderechismo que supone el resultado de la primera ronda de las elecciones francesas.

Los resultados de las elecciones en Francia han dejado fuera de la elección final a las dos fuerzas políticas tradicionales de Francia que se han alternado en el Gobierno desde hace décadas.