REUTERS

Bruselas cerca a Libra, la criptomoneda de Facebook, por prácticas anticompetitivas

La Comisión Europea estudia «potenciales comportamientos anticompetitivos» relacionado con la iniciativa de Facebook y la posibilidad de que el sistema propuesto excluya a posibles competidores, según Bloomberg

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Libra, la criptomoneda impulsada por Facebook, sigue sumando obstáculos a su puesta en marcha. Primero fue el comité financiero del Senado de los Estados Unidos, quien puso en entredicho la viabilidad de esta herramienta de pago y la consideró «una cuestión de seguridad nacional». Ahora, según adelanta «Bloomberg», estaría bajo el escrutinio de las autoridades de la competencia de la Unión Europea.

En concreto, según este medio, la Comisión Europea estaría investigando «potenciales comportamientos anticompetitivos» relacionado con la Asociación Libra y la posibilidad de que el sistema propuesto excluya a posibles competidores. En cualquier caso, este mes ya podría haber algún tipo de informe preliminar preparado.

En este sentido, las preocupaciones de las autoridades comunitarias girarían entorno a las posibles restricciones a la competencia en el terreno de la información que se intercambiaría y el uso de los datos que se recolecten, según el documento que se está elaborando en esta primera fase de las pesquisas.

También existe cierto temor a la posibilidad de que Facebook aproveche su poder para presionar a las diferentes aplicaciones y a las ambiciones de Mark Zuckerberg de introducirse en actividades propias del sector financiero.

De cualquier modo, ambas partes han declinado realizar ningún comentario y Facebook ya prometió que antes de poner en marcha Libra quería tranquilizar a los diferentes reguladores. Lo que, en vista de los sucedido al otro lado del Atlántico, no será sencillo.

Bloomberg también ha informado, por boca de un portavoz de los servicios financieros de la Comisión, que «otros reguladores comunitarios también están estudiando el desarrollo de los denominados criptoactivos y de los servicios de pago, incluyendo Libra». Entre ellos, los encargados de la protección de datos quienes desconfían de la combinación entra la cantidad de datos personales acumulada y las criptomonedas, lo que en su opinión «amplía las amenazas sobre la privacidad» derivadas de su diseño técnico.