FOTOLIA

Dos de cada tres jóvenes solo aceptarían cobrar en su primer empleo más de 20.000 euros

Únicamente el 33% de los encuestados ha declarado que se conformaría con un sueldo de 15.000 euros anuales

MadridActualizado:

Los jóvenes españoles no quieren trabajar a cualquier precio. Dos de cada tres solo aceptaría ese primer puesto si el salario fuera superior a los 20.000 euros. Esa es la conclusión a la que ha llegado Círculo Formación en un estudio en el que han participado más de 4.000 personas.

Así, la mayoría tiene aspiraciones a cobrar más de 20.000 euros en su primer trabajo: el 28% se conformaría con esa cantidad, mientras que un 21% sube hasta los 25.000€, y un 18% no estaría dispuesto a trabajar en su primer puesto por menos de 30.000€.

Por ciudades, los barceloneses son quienes más se negarían a aceptar ese tipo de empleos: el 75% no escogería ese empleo de menos de 20.000 euros de sueldo, seguidos de Valencia y Las Palmas con un 74% de ellos.

En el punto contrario están los de Santiago de Compostela, donde un 41% aceptaría trabajar por 15.000 euros, y los ovetenses (38%) y sevillanos (37%).

Máster

Entre los jóvenes encuestados, el 44% señala que lo pagará con sus propios ahorros, mientras que un 38% lo hará con ayuda de sus padres. El 16% acudirá a financiación externa como podrían ser las entidades bancarias y tan solo un 1% recibirá el dinero de su empresa.

Por zonas, los bilbaínos son los que más dependen de sus padres: al 53% de ellos se lo pagarán sus padres. Con respecto a la financiación propia, los barceloneses se sitúan a la cabeza ya que un 61% de ellos declara que se lo pagará con sus ahorros.

El área más demandada por los jóvenes que tienen previsto cursar un máster es el de MBA y Economía, Banca y Finanzas (21%), seguida de Ciencias Jurídicas, Sociales y Educación (19%) y Marketing y Comunicación (13%).

En cuanto al tipo de empresa en el que les gustaría trabajar cuando finalicen su máster, un 46% se imagina en una multinacional, mientras que a un 20% le gustaría montar su propio negocio. Por su parte, a un 17% le gustaría trabajar en una pyme, y otro 17% tiene previsto opositar.

Preparación

Cuando salen de la universidad, poco más de la mitad no se ve preparado para afrontar el mundo laboral. Tal es así que, concretamente, el 53% de los jóvenes encuestados no se ve en disposición de ponerse a trabajar.

Las razones principales son que estiman que tienen la formación pero que sus estudios han sido demasiado teóricos y les falta especialización práctica. En cambio, el 47% restante sí se ve capacitado para entrar en el mercado una vez acabados sus estudios.

Los más preparados en este sentido son los jóvenes de Madrid, donde un 60% se siente capacitado para trabajar después de su grado, seguidos de los barceloneses (59%). Por el contrario, los jóvenes que se sienten menos preparados para comenzar su etapa profesional después de su carrera son los jóvenes de Santiago de Compostela (71%), seguidos de los salmantinos y sevillanos (59% en cada ciudad).