Sede del BPI
Sede del BPI - REUTERS

Caixabank lanza una oferta por el 100% del capital de BPI

El banco dirigido por Isidro Fainé ha informado a la CNMV que propone un precio en metálico de 1,113 euros por acción

Actualizado:

Caixabank ultima el asalto definitivo al Banco Portugues do Investimento (BPI).Tal y como ha adelantado ABC, el banco dirigido por Isidro Fainé ha informado a la CNMV que propone un precio en metálico de 1,113 euros por acción y está condicionada a la eliminación del límite de derechos de voto en BPI y que se alcance más del 50% del capital. Caixabank añade que ha mantenido conversaciones con el BCE para mantenerle informado y solicitar la suspensión de cualquier procedimiento administrativo contra el banco BPI.

La decisión se produce tras la eliminación por parte del Gobierno portugués de la limitación de voto en las empresas siempre que se lance sobre ellas una opa por al menos el 75% del capital. Actualmente, Caixabank cuenta con un 44% del capital de BPI aunque sólo vota por el 20%.

En el caso de que CaixaBank llegara a controlar el 100% de BPI con la OPA propuesta debería realizar un desembolso en efectivo de 906 millones de euros, cantidad que se reduciría a 420 millones si el control es sobre el 70%, y hasta los 112 millones si es sobre el 51 %, según los escenarios estudiados por esta entidad bancaria.

La iniciativa de la entidad se catalana se produce, además, después de que fracasaran las negociaciones con la firma Santoro de la angoleña Isabel dos Santos para comprarle el casi 20% que controla en el banco luso. Dos Santos, hija del presidente de Angola, iba a ceder su 18,58% a Caixabank a cambio de poder adquirir el Banco de Fomento de Angola, o BFA, propiedad de BPI y del que el banco luso se tiene que desprender antes del próximo 10 de abril por exigencia de Bruselas para no ver afectados sus niveles de solvencia.

El Banco Central Europeo ha pedido a los bancos comunitarios que reduzcan su exposición al país africano, ya que considera que no cuenta con un sistema de supervisión bancaria equivalente al europeo. Para evitar problemas futuros, BPI propuso a comienzos de año la separación de los activos portugueses de los angoleños, opción que desagradó a Isabel dos Santos. No obstante, la multimillonaria, a través de otra compañía que posee, Unitel, formuló una oferta por valor de 140 millones de euros para adquirir el 10% de BFA que situaría a Dos Santos como máxima accionista de esa filial.

Pero el Consejo de BPI decidió «por unanimidad declinar» esa oferta. De este modo, la situación del banco luso se complicaba pues, sin el visto bueno de la empresa de Dos Santos, accionista de referencia en BFA, la deseada y requerida escisión de activos de BPI no podía producirse. Ahora, la solución pasa por la propuesta de la CaixaBank.