Isidre Fainé, presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA)
Isidre Fainé, presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) - INÉS BAUCELLS

Las cajas elevan la inversión en obra social por primera vez en la crisis

Según la «Memoria de Obra Social 2015» de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), a la que ha tenido acceso ABC, este incremento será del 1,05%

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Las antiguas cajas de ahorros elevaron el año pasado su inversión en obra social por primera vez desde el inicio de la crisis. Las fundaciones bancarias y cajas del país gastaron en 2015 un total de 717,385 millones de euros en programas de este tipo, un 1,05% más que en el ejercicio anterior, según la «Memoria de Obra Social 2015» de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), a la que ha tenido acceso ABC.

El rescate financiero y el consecuente proceso de reestructuración del sector, así como la caída de los beneficios de las cajas, provocó un desplome del presupuesto social de estas entidades en los últimos años. Desde 2008, cuando alcanzó un máximo de 2.006 millones de euros, se redujo más de un 65%.

«La progresiva diversificación de las fuentes de ingresos, unida a las medidas en beneficio de la eficacia y la profesionalización de las estructuras, ha permitido a las fundaciones y cajas recuperar un ritmo de actividad más estable que en los años precedentes», explica la patronal.

Más financiación propia

La CECA achaca además buena parte de esa recuperación de la obra social a que el sector ha culminado ya la conversión de las cajas en bancos y la segregación de la obra social en las actuales fundaciones. La asociación considera que, una vez culminado este proceso, las entidades han gozado de mayor estabilidad institucional y, por tanto, una mayor planificación de su actividad.

En este sentido, uno de los aspectos más destacables es que los ingresos derivados de la actividad de las propias fundaciones es ya la principal fuente de financiación de la obra social, con el 36,05% de los ingresos. De hecho, los recursos procedentes de la participación de las fundaciones en sus bancos se redujeron un 2,74%, pues los beneficios del sector en 2015 cayeron un 16,8%, a 2.950 millones de euros.

La inversión social de las cajas, que se concretó en 91.927 actividades, se reorientó en 2015 sobre todo a programas de desarrollo locales y creación de empleo, que absorbieron 89,674 millones, un 69,3% más que en 2014 y el 12,5% de los recursos. Los planes de acción social, con casi 326 millones de presupuesto, siguen siendo los más beneficiados.

El año pasado el número de beneficiarios de la obra social de las fundaciones bancarias se redujo un 15%, a 30,378 millones de personas, pero aumentó el gasto por favorecido casi un 20%, a 23,61 euros.