La minitra de Economía, Nadia Calviño, este martes en el Congreso
La minitra de Economía, Nadia Calviño, este martes en el Congreso - MAYA BALANYÁ

Calviño esboza la política económica del Gobierno de Sánchez pero no concreta medidas

La ministra de Economía se compromete a desbloquear 14 directivas europeas y crear una autoridad macroprudencial

MadridActualizado:

El Gobierno de Pedro Sánchez ha esbozado este martes cuáles serán las líneas maestras de su política económica. La ministra de Economía, Nadia Calviño, ha prometido una estrategia que garantice un crecimiento económico dinámico a medio y largo plazo y resistente a futuras crisis, la sostenibilidad económico-financiera y al mismo tiempo la sostenibilidad social y medioambiental. Y ha fijado la reducción del paro, la mejora de la calidad del empleo y el recorte de la deuda pública como los grandes desafíos del país. Lo que no ha desvelado aún son las medidas concretas con que el Ejecutivo socialista quiere lograrlo. Solo ha avanzado un empujón a la transpocisición de las numerosas normas comunitarias atrasadas y la creación de una agencia independiente de alerte de posibles crisis.

Calviño ha detallado que en sus primeras cinco semanas al frente del cargo la primera medida que ha tomado ha sido desbloquear la transposición de un total de 14 directivas europeas que el anterior Ejecutivo había dejado sin aprobar. En concreto, la ministra se ha referido a la adaptación de normas como la de Mercado de Valores, la de servicios de pagos (PSD 2), la norma de crédito hipotecario y la de cuentas básicas, entre otras. Son directivas que, como ha recordado Calviño, llevan meses de retraso en su transposición al ordenamiento jurídico español y por tanto existe el riesgo de multa por parte de la Comisión Europea.

"Son 14 directivas que debemos transponer con la mayor urgencia porque debían estar recogidas desde hace tiempo y pesa sobre nosotros amenaza de sanciones cuantiosas", ha dicho la ministra, criticando de forma velada al retraso acumulado por el Gobierno del PP en su aprobación y llamando al mismo tiempo a todos los grupos parlamentarios a trabajar en esas directivas. Además, Calviño se ha comprometido a convocar en los próximos días el Comité de Estabilidad Financiera, que forman el Ministerio de Economía, el Banco de España y la CNMV, para crear una autoridad macroprudencial como las que hay en otros países y que tiene como fin evaluar la estabilidad financiera del país y alertar de crisis y burbujas futuras.

La prioridad, el empleo

"Todos estamos interesados en que España tenga credibilidad y sea una economía fuerte y resistente y por eso mi ambición va mas allá de acuerdos puntuales y espero que juntos sentemos las bases de un crecimiento sólido, sostenible y justo a medio plazo", ha resumido Calviño, que ha llamado al diálogo y ha fijado la creación de puestos de trabajo y la mejora de su calidad como el gran objetivo de la política económica del Ejecutivo socialista. "Crear empleo precarizando las condiciones laborales no es buena receta", criticó, señalando que los españoles no se pueden acostumbrar a una tasa de paro superior al 15% y asegurando que la recuperación económica ha generado desigualdad entre la población. "No atajar esto puede dar alas a los populismos", ha alertado.

Calviño ha citado el desempleo y el empleo de baja calidad como una de las fragilidades de la economía nacional a pesar del buen momento económico y la recuperación. Además, la ministra ha diagnosticado un estancamiento del crecimiento potencial, para lo cual se propone elevar la tasa de ocupación y la igualdad laboral entre hombres y mujeres, invertir en capital humano y productivo, fomentar la digitalización de la economía y la transformación tecnológica de las pymes y desplegar una política de protección del medioambiente.

Política fiscal

La ministra de Economía ha insistido en su mensaje de conjugar la agenda social y medioambiental del PSOE con el rigor presupuestario. "En el ámbito fiscal nuestra política es el respeto de la estabilidad presupuestaria. Debemos seguir reduciendo el déficit público y la ratio de deuda pública sobre el PIB", ha dicho, sin referirse en todo caso a las previsibles subidas impositivas que prepara el Gobierno socialista.

Calviño ha asegurado que el objetivo es que España salga este mismo año del Protocolo de Déficit Excesivo de la Comisión Europea, aunque no ha concretado si el Gobierno mantiene la meta del 2,2% del PIB para 2018 fijada por el Ejecutivo popular.