Un avión de Iberia despega de Madrid
Un avión de Iberia despega de Madrid - REUTERS

El caos y las maletas perdidas de la ruta Madrid-Londres de Iberia

Después de incidencias en dos vuelos por «problemas técnicos» y «falta de personal», según una pasajera afectada, la aerolínea ha permanecido cuatro días sin dar noticias del paradero del equipaje

Cris de Quiroga
MadridActualizado:

El pasado 23 de julio los pasajeros de Iberia vivieron una situación caótica. Ya con los cinturones abrochados, el vuelo IB 3176 con destino a Londres fue desalojado por «problemas técnicos de frenos», según cuenta una de las afectadas. La compañía les asignó el siguiente vuelo, que despegaba hacia la capital británica dos horas y media más tarde.

Sin embargo, los viajeros no pudieron embarcar, pues en el mostrador de facturación tan solo atendía una persona y, aunque poco después acudió otra, no hubo tiempo de ubicar a los pasajeros en el avión, como relata P. R., una pasajera que viajaba con su hija.

La odisea no acabó ahí. Iberia cambió hasta en tres ocasiones la puerta de embarque y, una hora y media después, los pasajeros seguían en tierra. Finalmente, les asignaron un vuelo en lista de espera. «Yo tenia un evento ese mismo día en el museo de Freud, al norte de Londres», dice P. R. Aterrizó apenas veinte minutos antes de que comenzara el acto.

Pero su regreso de Londres a Madrid no fue mejor. Después de un retraso de alrededor de media hora y donde, de nuevo, tan solo una persona se encargaba del «check-in», todas las maletas del vuelo IB 3717 no volvieron a Madrid. Permanecieron cuatro días en paradero desconocido, sin que la compañía atendiera las reclamaciones de los pasajeros, insiste P. R. Y al llegar al aeropuerto de Barajas «tampoco dieron la hoja de reclamaciones en condiciones», pues les entregaron un documento de 2018, después de esperar 40 minutos frente a las cintas.

El papel que entregó Iberia a los pasajeros (izqda.) y un ejemplo del documento con el PIR
El papel que entregó Iberia a los pasajeros (izqda.) y un ejemplo del documento con el PIR

Ese papel, por tanto, nada tenía que ver con el Parte de Irregularidad del Equipaje (PIR), documento que incluye un número de referencia, imprescindible para hacer una reclamación una vez extraviado el equipaje. «Todo esto pidiendo insistentemente ya que al principio se negaban», añade la pasajera que vivió, junto a muchos otros, estas incidencias.

Dos versiones enfrentadas

Cuatro días después, Iberia ha explicado lo sucedido. El vuelo de ida a Londres sufrió una «avería», por lo que tuvieron que reubicar a los pasajeros en distintos vuelos; no obstante, no aclaran la «falta de personal» ni los continuos cambios de puerta de embarque que denuncia P. R.

Según la compañía, el día del vuelo de regreso, que operaba Iberia Express —filial «low cost» de la aerolínea española—, una tormenta asoló el aeropuerto de Gatwick (Londres), lo que provocó que todo el equipaje se quedara en tierra. «Los sistemas dejaron de funcionar, fue un problema del aeropuerto, no de la compañía», explican fuentes de la aerolínea.

No obstante, P. R. insiste en que «no hubo tal tormenta». Tras cinco días sin tener noticias de Iberia (que asegura no respondía sus correos electrónicos) ni del paradero de sus dos maletas, recibió la tarde de este miércoles un mensaje confirmando la inminente entrega de una de ellas, prevista para el jueves 1 de agosto. La otra continúa perdida.

Además, Iberia aseveraba la mañana de este miércoles que todas las maletas habían despegado del aeropuerto de Gatwick y estaban siendo devueltas a sus propietarios. «Las de Madrid se han repartido todas, el resto se están enviando», afirman desde la aerolínea.

Mientras tanto, la afectada, que reside en el municipio madrileño de Las Rozas, tacha lo ocurrido de «caos organizativo y de gestión tremendo». A la espera de que llegue una de las maletas y sin conocer el destino de la segunda, P. R. sostiene que irá al aeropuerto en los próximos días en busca de una explicación, que a día de hoy no tiene.