ABC

Casi un millón de viajes del Imserso en el aire por la «inoperancia del Gobierno»

El retraso de la puesta en marcha del programa pone en riesgo más de 90.000 empleos en plena desaceleración del turismo

MadridActualizado:

Máxima preocupación en el sector hotelero. La tardanza por parte del Gobierno de Pedro Sánchez en poner en marcha este año el programa de turismo social para personas mayores, popularmente conocido como viajes del Imserso, ponen en riesgo la supervivencia de centenares de hoteles, 90.000 empleos y unos diez millones de estancias, según las previsiones hoteleras. Además, deja en el aire que 900.000 viajes se puedan realizar en los plazos solicitados por los consumidores. Un hecho que impactaría negativamente en el sector que mayor peso tiene en la economía española -el 11,7% del PIB y más del 12% del empleo-. Son muchas las voces por parte del sector hotelero que han criticado este retraso, el último el presidente de Cehat, Juan Molas, que lo achacó todo a la «inoperancia del Gobierno».

Todo ello ocurre en un momento de desaceleración del turismo, donde en los últimos meses son los residentes nacionales los que permiten que los buenos números logrados estos años continúen perpetuándose. Los datos de llegadas de turistas internacionales y de gasto turístico han batido récords estos ejercicios, mientras que las pernoctaciones hoteleras se mantienen en un buen nivel, con el único lunar de que la estancia media de los turistas está bajando ligeramente cada año como consecuencia del estancamiento de la economía europea. Sin embargo, tras estos años de esplendor, la recuperación de países competidores del Mediterráneo como Egipto, Túnez y Turquía, amenaza al sector. De hecho, en algunas zonas de España hay hoteles que se están viendo obligados a hacer promociones, a costa de su rentabilidad para atraer turistas internacionales.

Miedo al caos de 2015

El programa del Imserso fue diseñado con el objetivo de, además de mejorar la vida de las personas mayores, potenciar la actividad económica y ayudar al sector turístico a paliar la estacionalidad que sufre favoreciendo la creación y el mantenimiento del empleo durante la temporada baja en los hoteles. Para este año se debe renovar mediante concurso la adjudicación de la gestión de los viajes del Imserso, que en los últimos cuatro años han estado a cargo las empresas Mundiplan y Mundosenior. El compromiso del Gobierno de Sánchez con las empresas turísticas era tener preparado el concurso en el mes de diciembre, para así tener margen suficiente a la hora de gestionar los viajes. Pero diciembre pasó sin que se hubiera avanzado nada, provocando las primeras quejas de las cadenas hoteleras.

Hubo que esperar al pasado 15 de marzo para que el Consejo de Ministros aprobara la licitación de los viajes. A pesar del retraso, todavía se estaba en plazo para empezar a comercializar los viajes en las fechas previstas. Sin embargo, los días han ido pasando y todavía no se ha publicado en el BOE los pliegos del concurso, quedando el éste en «stand by» y los hoteleros con miedo de que se repita el escenario de 2015.

ABC
ABC

En aquella ocasión, la publicación de los pliegos se retrasó a febrero. No fue hasta junio cuando se designó a los ganadores, pero los recursos que presentó una de las empresas retrasó todo dos meses. Esto provocó que los primeros viajes se retrasaron hasta diciembre, por lo que las cadenas hoteleras se vieron abocadas a acometer despidos ese otoño para salir adelante. Ahora, a pesar de que fuentes del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social aseguran que se espera que en junio esté todo solucionado, lo cierto es que si alguna de las tres empresas que optan a la gestión de los viajes interpone un recurso, el proceso se puede alargar como hace cuatro años.

Agencias en incertidumbre

Por su parte, las agencias de viaje también están alerta. En concreto, el presidente de Fetave, César Gutiérrez, pide en declaraciones a ABC que «se inicie cuanto antes la licitación». Además, reclama que los pliegos estén adaptados a la nueva directiva europea de viajes combinados, vigente desde el pasado mes de diciembre. Esta normativa aumenta los costes de comercialización de las agencias, por lo que Gutiérrez espera que desde el Gobierno se tenga en cuenta esta subida y se aumente la comisión que reciben para que puedan hacerse cargo. Por último, para evitar posibles recursos espera que los pliegos sean lo más objetivos posible.

Un programa rentable

Según lo aprobado por el Gobierno, para los programas de la temporada 19/20 y 20/21 se ofertan un total de 900.000 plazas cada año, con un presupuesto de más de 600 millones donde el Estado financiaría 133,4. Una dotación que ha ido disminuyendo tras los años de la crisis y que los hoteleros también critican. Aluden que por cada euro el Estado recibe 1,57.

El éxito entre la población tampoco se pone en duda, cubriéndose casi la totalidad de las plazas. Unas plazas de las que se aprovechan sobre todo los jubilados cuya pensión es la mínima. En concreto, casi un cuarto de las plazas son pedidas por estos pensionistas. Además, el programa también ayuda a dinamizar el empleo en zonas con mayor tasa de paro, como Andalucía, que es el destino preferido para los turistas y la que mayor cuota de empleo aglutina del programa, el 28%.