El consumo de los electrodomésticos en modo «stand-by» suele rondar los 375 kWh al año
El consumo de los electrodomésticos en modo «stand-by» suele rondar los 375 kWh al año - ADOBESTOCK

Cinco consejos para ahorrar más de 250 euros al año en la factura de electricidad de tu hogar

Los expertos de la OCU apuestan por las tarifas con discriminación horaria (DH) con independencia de la comercializadora

ABC
MADRIDActualizado:

El precio del kilovatio hora (kWh) de electricidad registró una subida del 10,3% en la primera quincena de abril, con respecto al mismo periodo del año pasado, según datos de Facua-Consumidores en Acción. Esta asociación de consumidores ha advertido de que este incremento puede suponer más de cinco euros en el recibo mensual del usuario medio. En concreto, la asociación señala que en la primera quincena de abril el kWh con las tarifas semirreguladas (PVPC) se ha situado en una media de 15,04 céntimos frente a los 13,64 céntimos del mismo periodo de 2018.

Por su parte, desde la asociación de consumidores OCU han publicado un artículo con cinco consejos prácticos para ahorrar 256 euros al año de electricidad en el hogar:

1. Revisar la tarifa y la potencia

Lo primero es revisar en el contrato o en una de las facturas qué tarifa eléctrica tienes contratada. Los expertos de la OCU apuestan por las tarifas con discriminación horaria (DH) con independencia de la comercializadora. Una vez que se contrate la DH, los electrodomésticos se deben poner en marcha durante las horas valle, ya que es cuando el precio de la electricidad está más bajo. Lo conforman un total de 14 horas al día más baratas -desde las 22-23 hasta las 11-12 horas del día siguiente- frente a 10 horas caras (desde las 12-13 a las 21-22 horas). Con esta modalidad se paga menos en concepto de peajes, con lo que el precio del kWh es más barato por el consumo realizado en determinadas horas, a cambio de pagar algo más el resto del día.

También aconsejan repasar la cantidad de potencia que tienes contratada y probar con reducirla en 1 kW para ahorrar unos 50 euros anuales.

2. Usar bien los electrodomésticos

Los expertos de la OCU recuerdan que los electrodomésticos que más energía consumen al año en una casa son la nevera (662 kWh al año de media), el congelador (563 kWh), la televisión (263 kWh), la lavadora (255 kWh), la secadora (255 kWh) y el lavavajillas (246 kWh). No obstante, estos valores pueden variar en función de la eficiencia del aparato y del uso que hagamos de él. En la mayoría de los casos, los consumos señalados en la etiqueta energética se corresponden al programa eco y, por tanto, estos pueden ser más altos si se utilizan otros programas.

En la OCU recomiendan seleccionar el programa más frío posible en la lavadora, desenchufar el termo si no se va a usar en 24 horas, seleccionar, limpiar con frecuencia el filtro del lavavajillas, descongelar la escarcha de la nevera, apagar la vitrocerámica de la cocina poco antes de terminar la cocción o no precalentar el horno durante mucho tiempo, entre otros consejos.

3. Instalar regletas con interruptores

El consumo de los electrodomésticos en modo «stand-by» suele rondar los 375 kWh al año, lo que equivale a unos 60 euros. Una buena medida para evitar este gasto es usar una regleta con interruptor para aquellos electrodomésticos que normalmente se quedan en stand-by (televisión, ordenador, microondas, cafetera...) para apagarlos por completo cuando no se usan.

4. Comprar aparatos eficientes

Desde la OCU aconsejan cambiar los electrodomésticos viejos por otros más eficientes siempre y cuando estén al final de su vida útil. Según las encuestas de la asociación, esta suele rondar los 12 años para grandes aparatos como lavadoras o lavavajillas, y de ocho a nueve años.

5. Apostar por el autoconsumo

Otra opción alternativa para ahorrar pasa por producir tu propia energía a partir de la instalación de placas foltovotaicas. Esta iniciativa puede suponer un ahorro de casi 700 euros anuales en el caso de aquellas familias que consumen unos 5.7000 kW/h .