Cómo explicar durante una entrevista de trabajo que te despidieron de tu anterior puesto

Existen razones para ser despedido que no están relacionadas con ser un empleado «horrible»

ABC
Actualizado:

Tener un buen currículum es clave para acceder a un puesto de trabajo. No obstante, la experiencia laboral puede contener «malas salidas», difíciles de explicar en una entrevista. Según Michele Mavi, directora de reclutamiento de la agencia «Atrium», «debes estar preparado para hablar de ello. Si un entrevistador nota evasión al contestar a determinadas preguntas, puede crearse un clima de desconfianza y ser algo perjudicial. Eso no significa que tengas que entrar en todos los detalles».

Jonathan Soormaghen, fundador de «Resume Advisor», compartió algunos consejos en « Lifehacker» sobre cómo moverse en ese terreno y explicar de la mejor forma posible un despido durante una entrevista laboral.

Dale la vuelta a la situación

Existen razones para ser despedido que no están relacionadas con ser un empleado «horrible». Soormaghen sugiere decir de un trabajo del que te despidieron que «no era el adecuado para tus objetivos profesionales a largo plazo» y similares. Es importante no caer en lo negativo; al contrario, asegurarse de resaltar el agradecimiento «por la oportunidad recibida».

No culpes a nadie

Evita decir algo negativo sobre alguien. Esto demostrará tu profesionalidad y serenidad. Además, nunca se sabe con quién puede estar en contacto el entrevistador...

Tampoco es necesario denigrar el propio trabajo. Lo ideal es tratar de asociar cualquier fallo con explicaciones generales. Por ejemplo, «el proyecto no se completó dentro del presupuesto y los plazos acordados» en lugar de «no pude completar los resultados de mi proyecto».

No mientas

«Si ellos [los entrevistadores o el equipo de Recursos Humanos] deciden verificar las referencias, es probable que se revele que fuiste despedido. Sin embargo, en la mayoría de los casos no suele revisarse más allá de los dos trabajos más recientes», explica Soormaghen.

Si finalmente consigues el trabajo y tu jefe descubre posteriormente que mentiste, es probable todo acabe en otro despido que tendrás que explicar en tu próxima entrevista. La honestidad es importante.

Confía en ti mismo

«Sé honesto, ten confianza y mantén una actitud que haga que el entrevistador haga caso omiso de un despido anterior. Ser despedido no tiene que ser una sentencia de por vida; es sólo un punto débil en la historia de una carrera a largo plazo».

No tienes por qué mencionarlo

Tan sencillo y complicado al mismo tiempo. No tienes que explicar que una vez fuiste despedido a alguien que no te lo ha preguntado. Sin embargo, Soormaghen advierte que hay algunos trabajos en los que están obligados a investigar tu pasado laboral de manera formal. En este supuesto, lo mejor sería explicar el motivo del despido en base a los puntos anteriores.