¿En qué comunidades se pagan más impuestos por heredar?

El Impuesto de Sucesiones es el principal tributo al recaudar 2.458 millones el año pasado aunque no es la única figura: también está la plusvalía municipal «mortis causa»

MADRIDActualizado:

Los impuestos que conlleva heredar fluctúan según comunidades autónomas. El Impuesto de Sucesiones y Donaciones, transferido a las regiones, construye diferencias de miles de euros según la comunidad autónoma: un soltero que hereda de su padre 800.000 euros de los que 200.000 corresponden a la vivienda del finado paga cero euros en Andalucía y 155.393 euros en Aragón, la comunidad donde más se paga en este ejemplo. Una diferencia de cientos de miles de euros entre comunidades. Mientras en Canarias, con 343 euros o Madrid se pagan 1.586 euros frente a los 103.135 euros de Asturias o los 81.018 de Castilla y León.

Ello ha hecho del tributo uno de los más sensibles entre la opinión pública. Comunidades como Madrid han hecho bandera en los últimos años de bonificar el tributo con un 99% entre herederos directos, lo que ha llevado ante la movilización pública a una carrera «a la baja» en los últimos años por reducirlo, a meses de las elecciones. Seis comunidades (Andalucía,Extremadura, Asturias, Cantabria, Murcia y Castilla y León, tres de ellas del PSOE) h an aprobado rebajas en el impuesto este año, en varias de ellas influidas por la presión de Ciudadanos, contrario al tributo.

Propuesta de Ciudadanos y de los expertos

Sin ir más lejos, el pasado martes el partido naranja presentó una proposición de ley para eliminar el tributo de padres a hijos y cónyuges o de abuelos a nietos, además de armonizarlo en el resto de casos. Solo el PP votó a favor de esta medida que supondría prácticamente acabar con el tributo, y que contó con la oposición de PSOE, Podemos, Pdecat, PNV o ERC. La recaudación en 2017 ascendió a 2.458 millones de euros, un 0,2% del PIB, en la media de la OCDE y de la Eurozona.

El grupo de expertos para la financiación autonómica proponía una armonización al alza del impuesto, para tratar de acotar las diferencias. Por su parte, el grupo de «sabios»para la reforma fiscal señalaba en su informe que los tipos de Sucesiones en España eran los más altos de la OCDE –puede llegar a tipos del 81,6%–, por lo que proponían bajarlos pero también recortar el umbral exento que fijan las comunidades hasta 20.000 euros, con tipos crecientes desde ahí. La clave era aumentar el número de personas que lo pagan pero con menos tipos.

Las diferencias entre comunidades han abierto la puerta a la pillería, si bien sortear el impuesto post mortem, es más complicado de lo que parece. A efectos de Sucesiones, los herederos tributarán en la comunidad autónoma donde más tiempo hubiera residido el fallecido en los cinco años inmediatos anteriores al deceso. Esta regla trata de evitar que una persona muy anciana o gravemente enferma decida cambiar de residencia para que sus herederos paguen menos.

También plusvalía local

Pero el impuesto sobre Sucesiones no es el único tributo que grava las herencias en España. Otro impuesto, menos conocido y que depende de cada ayuntamiento, también irrumpe en numerosos casos de forma más gravosa. Se trata del impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana, la llamada plusvalía municipal en su modalidad «mortis causa». Cuando el propietario de un inmueble fallece y lo transmite a sus herederos, estos deben pagar la apreciación del inmueble desde que el finado se hizo con la casa hasta que la lega. Esta modalidad de la plusvalía municipal ingresa más de 600 millones de euros al año, según cálculos aproximados de ABC en base a los datos de grandes capitales y expertos consultados.

Al solicitar dicha estadística al mayor ayuntamiento del país, el de Madrid, ha respondido que los ingresos «mortis causa» de la plusvalía ascendieron a 166 millones de euros en 2017, un 27% de la recaudación por plusvalía municipal, que fue de 612 millones, con 688 de derechos netos reconocidos, es decir, ingresos que el consistorio tiene comprometidos aunque no los haya recaudado este año.

«Dado que se trata de un impuesto hoy en día fuertemente bonificado en muchas comunidades, la carga tributaria por el impuesto de plusvalías municipales puede superar en algunos casos el 1.000% de lo pagado en Sucesiones», reflexiona Juan José Rubio, catedrático de la universidad de Castilla-La Mancha y miembro de las comisiones de expertos para las reformas de la financiación autonómica y local.