También han pedido a la compañía que se concrete con claridad los criterios que regulan los contratos temporales y fijos discontinuos
También han pedido a la compañía que se concrete con claridad los criterios que regulan los contratos temporales y fijos discontinuos - EFE

Convocada una huelga del personal de tierra de Ryanair para el próximo 30 de diciembre

Los sindicatos CCOO, UGT, USO y CGT apuntan que se desconvocaría si la compañía admite algunas reivindicaciones como como que el número de días de trabajo por año no exceda los 214, y que se realice una revisión salarial retroactiva del 3% para los años 2016 y 2017

EFE
MadridActualizado:

Los sindicatos CCOO, UGT, USO y CGT han convocado una huelga en Ryanair que se iniciará el próximo 30 de diciembre para reivindicar mejores condiciones laborales para los trabajadores de tierra de la compañía en España, según la demanda de conciliación previa.

Los sindicatos han enumerado en este documento doce peticiones, entre las que destacan que el número de días de trabajo por año no exceda los 214, y que se realice una revisión salarial retroactiva del 3% para los años 2016 y 2017, como lo estipula el III Convenio Colectivo General de Asistencia en Tierra a Pasajeros y Aeronaves.

También han pedido a la compañía que se concrete con claridad los criterios que regulan los contratos temporales y fijos discontinuos de la empresa, así como que la hora extraordinaria se pague cinco euros más que la ordinaria.

Los demandantes llaman a la huelga a los aproximadamente 1.000 trabajadores que tiene Ryanair en los distintos aeropuertos y centros de trabajo de España.

Los sindicatos han apuntado que la huelga se puede desconvocar si la compañía aérea admite las peticiones señaladas en el acto de mediación que tendrá lugar ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA).

Esta noticia llega un día después de que un grupo de pilotos de la compañía, procedentes de Irlanda, Italia, Alemania y Portugal, anunciara una huelga para el próximo 20 de diciembre en protesta por la negativa de la empresa a negociar con sus representantes sindicales.