AFP

La defensa de Rato atribuye la caída de Bankia a un accidente dentro de la crisis

El abogado del expresidente de la entidad carga contra las acusaciones en su alegato final

MadridActualizado:

Es el momento de convencer al tribunal, la hora de la verdad. La defensa de Rodrigo Rato, el principal acusado del caso Bankia, ha expresado este miércoles su alegato final, sus conclusiones tras la práctica de todas las pruebas del juicio. Con efusividad, el letrado Ignacio Ayala ha negado los delitos y ha atribuido la caída de Bankia a un accidente provocado por la dura crisis económica del año 2008.

«Todo se hizo razonablemente bien, y con la mejor intención», ha asegurado el abogado de Rato, que rechaza que los antiguos dirigentes de Bankia tuvieran la intención de engañar a los inversores con la salida a Bolsa del año 2011. Menos de un año después, Rato dimitió como presidente, la acción de Bankia se desplomó en caída libre y el Estado tuvo que nacionalizar la matriz de la entidad para salvarla. Al final, el rescate exigió el empleo de 22.424 millones de euros de dinero público.

La defensa de Rato ha reprochado a las acusaciones que ignoren esa crisis y descontexualicen los hechos. «Los ofrecen como episodios autónomos de un contexto histórico, jurídico y un marco regulatorio», ha alegado Ayala, que ha criticado que esa forma de argumentar supone «una negación de la evidencia».

Para Rato, la Fiscalía solicita ocho años y medio de cárcel por los delitos de estafa a los inversores y falsedad documental. Según el Ministerio Público, los antiguos responsables de Bankia engañaron a los inversores, porque el folleto de la salida a Bolsa omitía la imagen real de la entidad. El objetivo era captar el mayor capital posible en una operación crucial para la economía, apoyda por las instituciones. Según el duro alegato de la fiscal, Rato y Olivas conocían perfectamente esa mala situación que existía debajo en la entidad resultante de la fusión de siete cajas.

«Se insinúa que el causante de la crisis fue Bankia. Bankia padeció la crisis, como el resto del sistema financiero. Parece que la crisis del mundo fue consecuencia de Bankia y sus administradores, que son los culpables de todo», ha argumentado Ayala, que ha reprochado una falta de rigor a las acusaciones del caso. Según la defensa de Rato, las acusaciones han realizado un ejercicio de «voluntarismo», al tratar de amoldar la realidad y las pruebas del juicio a su tesis preconcebida.

La tesis de la defensa del expresidente de la entidad es que, si el derrumbe fue consecuencia de las consecuencias imprevisibles de la crisis económica, no puede existir dolo, ese ánimo de engañar que es necesario para que haya delito. «¿Se está juzgando al sistema o se están juzgando hechos?», ha reflexionado en voz alta. Ha insistido en que la recesión fue la peor «en tiempos de paz en España», una contracción mundial que no se vivía según él desde el «crack» de 1929.

El letrado, que ha citado al autor de ciencia ficción Ray Bradbury y ha aludido a tesis de psicología cognitiva para cargar contra las acusaciones por esa supuesta búsqueda de culpables, continuará el próximo lunes con más argumentos. Después de los alegatos de todas las partes, los acusados podrán expresar su última palabra.