Protesta de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca
Protesta de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca - ABC

Los embargos sobre viviendas habituales caen un 27,4% en el primer trimestre

Entre enero y marzo se registraron un total de 14.669 certificaciones por ejecución hipotecaria, un 2,1% más que un año antes

MADRIDActualizado:

Las ejecuciones hipotecarias, o embargos de una propiedad para su venta tras el impago de un crédito, en viviendas habituales disminuyeron un 27,4% en el primer trimestre del año en comparación con el mismo periodo de 2018, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Entre enero y marzo se registraron un total de 14.669 certificaciones por ejecución hipotecaria, un 2,1% más que un año antes; de ellas, 13.951 correspondieron a fincas urbanas, un 2,5% más. El repunte en el total de embargos ejecutados se debió a la fuerte subida de las ejecuciones sobre viviendas de personas jurídicas, que crecieron un 29,6%, y sobre solares, que lo hicieron un 25,3%.

El número total de viviendas de personas físicas, tanto habituales como de otro tipo, objeto de una ejecución hipotecaria ascendió a 2.018, un 24,4% menos respecto a los tres primeros meses de 2018, y un 5,6% menos que en el último trimestre del año pasado.

Entre las viviendas de personas físicas embargadas, 1.490 eran habituales en propiedad (un 27,4% menos que en el mismo trimestre de 2018) y 528 no eran residencia habitual de los propietarios (un 14,8% menos).

En una nota, el INE destaca que el periodo 2005-2008 concentró el 59,9% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas en el primer trimestre del año.

El 23,1% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en el primer trimestre correspondió a hipotecas constituidas en el año 2007; el 15,8%, a hipotecas constituidas en 2008, y el 13,1%, a hipotecas de 2006.

Desglosados los datos por comunidades autónomas, las que registraron mayor número de embargos total de fincas en el primer trimestre fueron Cataluña (3.169), Comunidad Valenciana (2.914) y Andalucía (2.172), en tanto que Navarra (44), País Vasco (55) y La Rioja (62), mostraron las cifras más bajas.

En el caso de viviendas, Cataluña (1.633), Comunidad Valenciana (1.524) y Andalucía (1.182) presentaron el mayor número de ejecuciones; La Rioja (11), Navarra (21) y País Vasco (34), los menores.