El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, durante su comparecencia en La Moncloa tras reunirse con Pedro Sánchez
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, durante su comparecencia en La Moncloa tras reunirse con Pedro Sánchez - EFE

Los empresarios reclaman un Gobierno «estable» y «moderado»

UGT y CCOO, por su lado, piden a Sánchez e Iglesias que se pongan ya a negociar un programa para gobernar durante los próximos cuatro años

MadridActualizado:

Los secretarios generales de UGT, José Álvarez, y de CCOO, Unai Sordo; el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi; el presidente de la CEPYME, Gerardo Cuerva, los autónomos y la Unión de Pequeños Agricultores fueron los protagonistas, este jueves, de las reuniones que Sánchez está llevando a cabo. Todos insistieron en que para el país no sería bueno una repetición electoral por la desaceleración de la economía global y por el incremento de la incertidumbre global por la guerra comercial entre EE.UU y China que va a afectar a la economía europea y, por ende, a la española.

Los empresarios, aunque no entran a decir qué fórmula de gobierno prefieren porque serán «leales» con la opción que salga, sí le dejaron claro a Sánchez que quieren «estabilidad para que las empresas puedan trabajar». Y para que esto se pueda dar, destacaron, se necesita «moderación». A pesar de ello, afirmaron que los empresarios quieren un gobierno que tenga miras a largo plazo y que ayude a construir el futuro de Europa en una situación económica desfavorable.

«El progreso de la sociedad es el progreso de la empresa y todos sabemos que partidos luchan por eso», lanzó el presidente de la CEPYME para apuntar que España tiene que tener un gobierno que «tenga en el centro de sus políticas el mundo de las empresas».

Los sindicatos, sin embargo, insistieron en la necesidad de que haya un gobierno progresista cuanto antes para hacer frente a los retos que tiene el país. Según los sindicatos, «se necesita un gobierno estable con un programa de gobierno que hable del reparto de la riqueza y proponga iniciativas en el campo de la creación de empleo» que acabe con este «problema gravísimo» que tiene España. Destacaron la necesidad de que PSOE y Unidas Podemos se centren ya en elaborar un programa de gobierno para que no se convierta el 2019 en un año perdido «a efectos de las reformas estratégicas que se necesitan».

Para el líder de CCOO, España necesita un gobierno que luche contra la precariedad y la desigualdad instalada en millones de personas. Por ello, de nuevo, insistieron en la necesidad de llevar a cabo la derogación de la reforma laboral «más allá de que después se abra un proceso de creación de un nuevo estatuto de los trabajadores». En este ámbito, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, también presente en las reuniones, no descartó llevar a cabo algunos «retoques parciales» en aspectos laborales para, más a medio plazo y con consenso, poner en marcha la constitución de un nuevo estatuto de los trabajadores adaptado al siglo XXI».

Acabar con la parálisis

Los autónomos, tal y como adelantó este diario, pidieron al socialista poner fin a la «parálisis política y legislativa». Para Lorenzo Amor, presidente de la mayor asociación española de autónomos, ATA, «la inestabilidad lastra autónomos y empresas y, por tanto, al empleo». Por ello, ATA insta a conseguir un pacto de Gobierno a través del diálogo para reactivar la economía española. El cuarto encuentro, el primero de la mañana, fue con UPA, quien reclamó un gobierno progresista ya porque «la España rural no puede esperar».