El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro - EFE

El IVA de las entradas del cine se rebajará del 21 al 10%

Montoro avisa que esta bajada «debe ir al consumidor» y no a que las empresas aumenten sus beneficios

MadridActualizado:

Los Presupuestos de 2018, presentados hoy por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, incluyen una rebaja del IVA de las entradas del cine. En concreto, este bajará del 21 al 10%, disfrutando del tipo reducido del impuesto de valor añadido. Se trata de una medida muy demandada desde el sector cinematográfico, aunque aún la cuota a la que se sujetan las entradas del cine sería superior al 8% de antes de 2012, año en el que subieron 13 puntos.

La cultura fue uno de los sectores más perjudicados por la subida de 2012, ya que mientras que el tipo general pasó del 18 al 21%, el reducido del 8 al 10% y el superreducido se mantuvo en el 4%, algunos ámbitos, como la venta de entradas a espectáculos culturales (cine, teatro o conciertos), cambiaron de un tipo de gravamen reducido al general, lo que supuso 13 puntos porcentuales más.

Sin embargo, las entradas a las salas de cine no se incluyeron en la bajada del IVA al 10% que entró en vigor en junio de 2017, que solo abarcó los espectáculos culturales, por lo que tendrá que esperar aún a la tramitación parlamentaria de los PGE para poder equipararse con el teatro, la danza o la música en directo.

Esta bajada se encuadra dentro de los incentivos fiscales en el IVA que recogen los Presupuestos de este año, cifrados en 20.514 millones de euros, casi el 59% de todos los beneficios fiscales. Esta cifra representa un incremento del 8,3% respecto al año anterior. Todo se debe al incremento de las exenciones de los tipos superreducido y reducido del IVA, que se han aumentado un 9,4% y un 6,5% más, respectivamente. [ Consulte aquí el Libro Amarillo de los Presupuestos de 2018]

A pesar de esta medida, Montoro ha advertido que la rebaja «debe ir al consumidor». «Aprovecho para decir a los exhibidores de cine que si se baja el IVA no es para tener más beneficios en el sector, sino para que vaya al consumidor», al igual que ocurrió con el IVA de los conciertos o los espectáculos deportivos, según ha apuntado durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El ministro ha incidido en que la intención del Gobierno es que la rebaja fiscal a las entradas repercuta en el precio de estas y no en el margen de beneficio de las empresas. «Si se baja el impuesto indirecto es para beneficiar al consumidor».