El titular de Economía se posiciona en contra de las políticas proteccionistas de Estados Unidos
El titular de Economía se posiciona en contra de las políticas proteccionistas de Estados Unidos - EFE

Escolano reconoce que la inversión extranjera aún no ha regresado a Cataluña

El ministro de Economía asegura en la Asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI) que «ha transcurrido aún un plazo corto de tiempo» e insta a formar un gobierno autonómico «creíble y que funcione» para que vuelva la confianza

Corresponsal en WashingtonActualizado:

El ministro de Economía, Román Escolano, no ha entrado a valorar la posibilidad de que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 reciba el rechazo del Congreso: «No trabajamos sobre otra hipótesis que su aprobación». Con esta rotundidad, el responsable económico del Gobierno Rajoy ha intentado lanzar un mensaje de optimismo para una previsión de gastos que «permitirá prolongar el crecimiento de la economía española».

En su comparecencia ante los medios tras la Asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington, la primera a la que acude, un mes después de sustituir a Luis de Guindos, Escolano no ha ocultado una cierta euforia, después de que homólogos de otros países alabaran los números de la economía española. Después de varios años de crecimiento, España se presenta con una previsión de crecimiento para este año del 2,8%, tras una revisión al alza de cuatro décimas por parte del FMI. «La economía de la zona euro que más crece y la segunda de Occidente, detrás de Estados Unidos», ha subrayado el ministro.

El proyecto presupuestario del que se ha mostrado satisfecho Escolano, «un claro apoyo a la recuperación», pasará el próximo jueves primera prueba de fuego. Pese a las dificultades, el Gobierno confía en sumar los 175 diputados, la mitad exacta del Congreso, para que se rechacen las enmiendas a la totalidad. Sería la antesala de su aprobación definitiva. La suma, que vendría de PP, Ciudadanos, PNV y el diputado de Nueva Canarias Pedro Sánchez, daría oxígeno a Rajoy en su objetivo de agotar una legislatura marcada por el sobresalto catalán.

«Recuperando el ritmo inversor»

Precisamente, sobre Cataluña, el ministro ha intentado enviar un mensaje de «normalización» de una región que ha calificado de «uno de los motores de la economía española». Y resaltado que no había recibido en su visita a Washington mensajes de inquietud ni preguntas de preocupación del resto de sus colegas, como le ocurriera a su antecesor en su última visita al FMI.

También, ha asegurado que los últimos datos indican que las empresas catalanas están «recuperando el ritmo inversor», lo que ha atribuido a la intervención de la autonomía por parte del Estado, en aplicación del artículo 155 de la Constitución. Aunque Escolano reconoció que no se puede hablar aún de que la inversión extranjera esté volviendo a Cataluña: « Ha transcurrido aún un plazo corto de tiempo. Eso depende de la confianza y de la normalidad política. Cataluña necesita ahora un Gobierno autonómico creíble y que funcione».

Durante su estreno en el FMI, el titular de Economía ha sido combativo contra las políticas proteccionistas impulsadas por la Administración Trump. Pendiente de una posible aplicación a Europa de los aranceles al aluminio y al acero, Escolano fue tajante en el «rechazo a la imposición» y confió en que Estados Unidos terminó no cumpliendo su amenaza. En su defensa de los acuerdos multilaterales, Escolano concluyó que «el gran objetivo son los acuerdos comerciales con México y Mercosur».