De izda a dcha: José Luis Feito, Valentín Pich, Antonio Pedraza y Juan Moscoso del Prado.
De izda a dcha: José Luis Feito, Valentín Pich, Antonio Pedraza y Juan Moscoso del Prado. - Consejo General de Economistas

España es el segundo país de la UE que menos grava el consumo y la contaminación

El Consejo General de Economistas constata que solo una de cada tres empresas declaran beneficios en el Impuesto de Sociedades, lo que explica los bajos ingresos del tributo

MadridActualizado:

España es un país con reducidos ingresos fiscales frente a los países de nuestro entorno y con tipos menores al trabajo y al consumo que la media de la UE y por encima en las rentas del capital. España tuvo un tipo implícito al consumo (el IVA y los impuestos especiales, descontadas las reducciones y bonificaciones) del 15,8%,el más bajo junto a Bulgaria, del 30,9% a las rentas del trabajo frente al 50% de la media europea (es el noveno país con un tipo más bajo que depende fundamentalmente del IRPF) y del 24% al capital (el séptimo con mayor carga), según el informe Taxation Trends in the European Union de la Comisión Europea, que ha recordado hoy el Consejo General de Economistas en su punto de encuentro «Los impuestos en España».

Con todo, España ha recaudado menos que la media europea, un 34,1% del PIB frente al 38,9%, si bien donde nuestro país es el farolillo rojo, junto a Irlanda, es en la imposición medioambiental, con un 1,8% del PIB frente al 2,4% de media. En la reunión celebrada esta mañana han debatido el presidente del Instituto de Estudios Económicos (ligado a CEOE), José Luis Feito, y el exdiputado socialista, Juan Moscoso. Ambos han diferido sobre si España debe elevar la presión fiscal, si bien parece haber consenso en que hay que incrementar la imposición medioambiental.

El bajo nivel de ingresos públicos, en palabras del presidente de los economistas, Valentín Pich, se debe al elevado «nivel de paro y porque una buena parte de la población obtiene unas rentas tan bajas que no tributan». De hecho, Pich ha rememorado que poco más del 30% de empresas declaran beneficios en el Impuesto de Sociedades, a través de una cuota líquida positiva. Ello explica que el tributo recaude la mitad de lo que conseguía en 2007, cuando recaudó un 4,8% del PIB (más de 40.000 millones) frente al 2,3% actual, tres décimas menos que en la UE.

Precisamente, el Gobierno prepara una subida de impuestos de Sociedades a las grandes empresas, al diésel y al IRPF de los sueldos y rentas del capital superiores a 130.000 euros.

«Bajo nivel de salarios» vs elevadas cotizaciones

Moscoso ha señalado por su parte el «bajo nivel de salarios» y la elevada «economía sumergida» de España como factor causante de su bajo nivel de ingresos. Feito ha hecho hincapié en las elevadas cotizaciones sociales que soportan las empresas, un 8,2% del PIB, las octavas más altas de la UE donde de media se pagan un 6,8%. En el caso de las que pagan los trabajadores, el porcentaje es del 3,2%, por debajo del 5,3% de media continental. En sus palabras, ello perjudica a la productividad y los costes laborales que afrontan las compañías, lo que daña al empleo.

Feito se ha opuesto a converger en ingresos públicos con la UE antes de hacerlo en renta. «Si yo veo que los ricos fuman puros y llevan chistera y me compro un puro y una chistera, no me voy a hacer mas rico sino mas pobre», ha opinado.