Xavier Equihua, CEO y presidente de la WAO, en una plantación de aguacates en Vélez-Málaga
Xavier Equihua, CEO y presidente de la WAO, en una plantación de aguacates en Vélez-Málaga - ABC

«España tiene ahora un mercado interno más robusto para hacer frente a la demanda nacional y europea»

Xavier Equihua, consejero delegado y presidente de la Organización Mundial del Aguacate, confía en duplicar el pocos años el consumo de esta fruta saludable en nuestro país

Vélez-Málaga Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El aguacate, la fruta del momento que provoca furor por sus beneficios nutricionales y valor dietético, ha permitido poner a España –único productor relevante de Europa– en el centro neurálgico como puerta de entrada al Viejo Continente. El consejero delegado y presidente de la Organización Mundial del Aguacate (WAO, según sus siglas en inglés), Xavier Equihua, cree que nuestro país, de los últimos en integrarse en la organización, tiene mucho que aportar debido a su producción y situación estratégica. No en vano, la WAO, una organización internacional sin ánimo de lucro, va a invertir medio millón de euros en nuestro país en la promoción de este producto.

¿Por qué surge la Organización Mundial del Aguacate?

La idea de crear una asociación para promover el consumo del aguacate en Europa se venía hablando desde hace mucho tiempo, en concreto desde 2004. Finalmente, durante el Congreso Mundial del Aguacate celebrado en Perú hace tres años, los cuatro principales países productores deciden poner en funcionamiento este proyecto. Surge por la simple necesidad de que en Europa, al existir doce países suministradores, es imposible hacer promociones de origen. Lo que ocurría es que varios de ellos suministraban a la vez y a los mismos mercados, lo que rebajaba el interés de las grandes superficies comerciales.

¿Qué ventajas tiene WAO a nivel mundial?

El que exista una sola organización hace que seamos los únicos que están promoviendo de manera genérica la promoción de un producto agrícola. El resto de organizaciones promueven el origen, el área geográfica o la variedad. Nosotros no hacemos nada de eso, simplemente promovemos el producto en sí, es decir, únicamente el aguacate.

¿Y para España?

Muchas. Una de los aspectos que más no ha llamado la atención es que España, siendo el único productor de aguacate en Europa tiene un consumo de 1,2 kilos por persona y año, y eso queremos cambiarlo. Creemos que los españoles deberían consumir el doble. Los franceses, por ejemplo, sin ser productores consumen mucho más.

¿Pero en el caso de aumentar ese consumo nacional, la producción española sería suficiente?

No, porque la ventana de producción nacional es de apenas seis meses; de diciembre a mayo. De todos modos, está entrando producto de otros países como Colombia, Perú y Chile. España no puede suministrar a todo el mercado nacional, y menos en los meses en los que no produce

¿Cree que con la incorporación de España a la WAO se responde a una vieja aspiración de los productores?

No solo era una aspiración, sino una necesidad. Ahora permitirá crear un mercado interno más robusto para el aguacate español. Y las promociones van a ayudar a ello. El concepto de las promociones no es algo muy popular en España para productos hortofrutícolas. Es por lo que desde WAO vamos a invertir medio millón de euros en promocionar el aguacate de forma genérica. Y para ello contamos con acuerdos con grandes superficies comerciales como Carrefour y Eroski, al igual que con empresas y organismos públicos y privados, destacando el evento que llevaremos hoy a cabo en el Museo Guggenheim de Bilbao.

¿Ve potencial de crecimiento en nuestro país?

Absolutamente. En un país con 45 millones de habitantes, si conseguimos que el consumo aumente a dos kilos personas tendríamos una cifra anual en torno a los 90 millones de kilos. Actualmente la ingesta está en unos 40 millones de kilos, algo más de uno por persona.

«El aguacate español tiene una gran aceptación en Francia, Reino Unido y Holanda»

El consumo en Europa está teniendo en los últimos años un crecimiento exponencial. ¿Se podrá hacer frente a esta demanda desde el sector productor?

Si, especialmente en un mercado como el español, donde un tercio de la fruta importada entra por sus fronteras. Los importadores de este país manejan un tercio de los 650 millones que se consumen en Europa. Y es gracias a la importación que se puede satisfacer la demanda europea, porque la producción nacional es pequeña para un mercado tan grande. Con todo, el aguacate español tiene una gran aceptación en Francia, Reino Unido y Holanda.

¿Son positivas por tanto las importaciones por parte de los productores españoles procedente de otras zonas del mundo como Iberoamérica?

Es algo muy importante. Toda esa producción está ayudando a crear trabajo y riqueza. Y es curioso; en Europa nadie habla del impacto económico que conllevan las importaciones, porque las compañías, en este caso las españolas, no podrían sobrevivir sin la importación. Todos los trabajos que se desarrollan alrededor de este producto no se podrían mantener todo el año si únicamente se concentrara durante el periodo de producción, que en el caso de España apenas dura medio año.

Si la mayoría de productores mundiales terminan operando bajo una única marca dentro de una organización, ¿puede llegar a darse una subida de precios global que impida la libre competencia?

En absoluto, porque se trata de una marca genérica que simplemente está dando a conocer los beneficios del aguacate. No es ninguna empresa o cooperativa; es una plataforma que se creó que promover su consumo a nivel mundial.