El ministro de Agricultura español, Luis Planas (d), conversa con el comisario de Agricultura, Phil Hogan
El ministro de Agricultura español, Luis Planas (d), conversa con el comisario de Agricultura, Phil Hogan - EFE

Bruselas denunciará a EE.UU. por los aranceles a la aceituna negra

La UE ha anunciado que mañana llevarán el caso a la OMC como ya hiciera con los gravámenes al acero y al aluminio

BRUSELASActualizado:

Bruselas ha tomado la decisión de llevar a la Organización Mundial del Comercio (OCM) los aranceles de Estados Unidos sobre la aceituna negra. Más de año después de que se impusieran los primeros gravámenes provisionales, la Comisión Europea ha tomado las riendas.

La patronal del sector, Asemesa, llevaba pidiendo durante meses que Europa se decidiera a denunciar el caso ante la organización multilateral. La razón: los aranceles del 34,75% a estos productos, que devinieron en definitivos en verano. Tras meses de negociaciones y estudios en el seno comunitario, la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, ha comunicado a travé sde Twitter la decisión. «Los aranceles impuestos por Estados Unidos a las aceitunas negras de España están injustificados, innecesarios y van contra las normas de la OMC. Mañana llevaremos el caso al sistema de disputas de la OMC, pidiendo consultas con EE.UU.», ha comentado por redes sociales.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, también ha valorado hoy que la Comisión Europea vaya a llevar esta semana ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) los aranceles norteamericanos a las importaciones de aceituna negra española y confía en que Washington se muestre receptivo. «Esperamos que haya una receptividad por parte de Estados Unidos sobre el tema. Confiamos y deseamos, ojalá así fuera», ha dicho Planas a su llegada a un Consejo de Ministros europeos de Agricultura y añadió que «en todo caso, lo que es importante es que la CE ha cogido el envite en relación con la protección de la Política Agrícola Común (PAC)».

Desde Asemesa vienen exigiendo desde hace meses esta medida que, a su juicio, puede acabar con el 100% del sector. Así las cosas, la patronal ha constatado que la industria «ha perdido ya 20 millones de euros» en productos que se han dejado de exportar.

Antonio de Mora, secretario general de Asemesa, ha destacado que «aunque el procedimiento es muy lento, es fundamental que el Gobierno de la UE denuncie los aranceles de EE.UU. ante la OMC no solo para el sector de la aceituna de mesa sino para toda la Política Agraria Comunitaria (PAC) que está amenazada». Una reclamación que cumple con sus peticiones, aunque ahora se abre un futuro incierto puede que de años hasta que se resuelva la controversia.

Asimismo, la organización pude que la UE establezca un fondo de ayudas urgente para compensar las pérdidas al sector de la aceituna negra. Aunque las instituciones comunitarias ya anunciaron un incentivo de 2,5 millones de euros en 2019, para la patronal esto resultó en su momento insuficiente ya que van destinados a todo el bloque, y no en específico a España, la que más sufre estas medidas norteamericanas.

A partir de la formalización de la denuncia se iniciarán en la OMC los llamados «contactos voluntarios, en este caso con EE.UU.» y en caso de que no prosperaran se organizaría un panel para abordar el tema, ha explicado Planas.

Para el ministro, este paso es «un test» con el que la Comisión defenderá «las ayudas desacopladas a sus agricultores y ganaderos, que están dentro de la caja verde y por tanto son compatibles a efectos de la OMC».

Según el titular de Agricultura, el proceso que ha llevado a la denuncia no ha tardado aunque a «algunos les parezca lento», sino que «es el procedimiento que se sigue en este tipo de asuntos», que se inició en junio de 2017.

«Perjuicio para los exportadores»

La preocupación del Ejecutivo, ha señalado, «tiene que ver con el perjuicio evidente para nuestros exportadores». La Comisión, así, tratará de demostrar la ilegalidad del incremento arancelario por parte de Washington. «Nos parece que los productores de aceituna de mesa son exactamente igual que los del automóvil o el acero y merecen toda la consideración y protección de la UE», ha comentado el ministro.

Tanto la Unión Europe como España habían alertado en varias ocasiones de la amenaza que puede suponer la decisión de Washington respecto al conjunto de las ayudas europeas, dado que ataca a subvenciones que reciben los aceituneros de los pagos directos de la PAC, no vinculados a la producción.