El número de vuelos cancelados para este lunes representa tan solo el 1%, según Ryanair
El número de vuelos cancelados para este lunes representa tan solo el 1%, según Ryanair - EFE

USO estima en 1.600 personas las afectadas por la segunda jornada de huelga de tripulantes en Ryanair

Sindicatos y tripulantes de cabina se concentran frente al Ministerio de Trabajo por la falta de apoyo de las autoridades: «solo nosotros, los trabajadores y los representantes sindicales, hemos luchado contra Ryanair»

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El sindicato de tripulantes de cabina USO ha cifrado en cerca de 1.600 el número de pasajeros afectados por esta nueva jornada de huelga en la aerolínea irlandesa Ryanair, que ha cancelado para este lunes un total de 8 vuelos, de cerca de 950.

Fuentes del sindicato han apuntado que el seguimiento a lo largo de hoy está siendo del 100%, teniendo en cuenta los empleados que no están afectados por los servicios mínimos decretados por el Ministerio de Fomento, el mismo porcentaje que estimaron este domingo, cuando tuvo lugar la primera de las diez jornadas de huelga convocadas por este colectivo en protesta por el cierre de bases.

Según Ryanair, el número de vuelos cancelados para este lunes representa tan solo el 1% de los que tenían previstos operar, en los que la media de capacidad es de 189 pasajeros por avión. Además, cabe destacar que la aerolínea canceló ayer otros seis vuelos, lo que eleva a 14 el número de servicios que no operará estos dos días debido a la huelga de tripulantes de cabina, a la que se sumará a mediados de septiembre el colectivo de pilotos.

Críticas al Gobierno

En este contexto, la secretaria de Comunicación y de Estudios Sindicales de USO, Laura Estévez, ha lamentado la falta de implicación de los Ministerios de Trabajo y de Fomento en el conflicto, que tiene su origen en el anuncio de cierre de cuatro bases de Ryanair en España (Tenerife Sur, Gran Canaria, Lanzarote y Gerona) y que podría afectar a 500 puestos de trabajo.

Por este motivo, se han concentrado este lunes frente a las puertas del Ministerio de Trabajo al entender que es la autoridad que debía estar velando por los trabajadores de Ryanair y el cumplimiento real de la legislación laboral.

Estévez ha asegurado en unas declaraciones a los medios de comunciación que «solo nosotros, los trabajadores y los representantes sindicales que estamos con ellos, hemos luchado contra Ryanair, contra el gigante, sin tener nunca el apoyo del Ministerio de Fomento ni el apoyo del Ministerio de Trabajo en hacerle cumplir a Ryanair esta ley».

Polémica con los servicios mínimos

Además, ha reiterado sus quejas ante los servicios mínimos decretados que, ha asegurado, son tan elevados que se tiene que operar el 100% de la programación de un día normal. De hecho, han apuntado que son del 100% en los vuelos con Canarias, cuyas bases de Ryanair llevan a cinco millones de pasajeros al año.

Por otro lado, desde USO han considerado que la aerolínea se está «reprecarizando» con marcas blancas, entre las que cita a Laudamotion, y ha denunciado que, a la vez que está intentando despedir a trabajadores, Ryanair está haciendo entrevistas para contratar a más tripulantes y pilotos para estas compañías de bajo coste.

En este sentido, Laura Estévez ha indicado que incluso se está optando por contrataciones en países con legislaciones laborales más laxas, como es el caso de Malta, y que la aerolínea pretende operar en España con las condiciones de los autónomos malteses o polacos.

Los sindicatos también han denunciado que la aerolínea esté usando tripulación extranjera (tanto desde Portugal como desde Reino Unido o Alemania) para operar vuelos y «esquirolar» la huelga en España, así como que la empresa haya preguntado al personal si iba a ejercer este derecho o le haya enviado, durante su transcurso, nuevas citaciones para servicios mínimos, algo que es ilegal en España.