Fomento dispara la licitación en obra pública antes de las elecciones

El Ministerio compromete otros 10.000 millones para el primer semestre tras multiplicar por siete la inversión

MADRIDActualizado:

El Gobierno dispara la inversión en infraestructuras justo antes del maratón electoral previsto para esta primavera. El Grupo Fomento multiplicó por siete la inversión en construcción durante el primer mes del año, cuando se licitaron 1.276 millones de euros, según las estadísticas oficiales del departamento. La cifra supone casi un tercio del montante licitado durante todo 2018.

Las carreteras y vías urbanas recibieron el grueso de esta inversión: 735 millones de euros. Es treinta veces la inversión que recibieron estas infraestructuras en enero de 2018. Las licitaciones ferroviarias, por su parte, alcanzaron los 485 millones, lo que supone cuatro veces más que el año pasado. También los puertos, con obras valoradas en 40 millones, experimentaron una notable mejora respecto a meses anteriores. En total, Fomento y compañías públicas como Renfe y Aena aglutinaron el 64% de la licitación total de todas las Administraciones Públicas, que alcanzó los 1.981 millones de euros.

Por regiones, Murcia fue la comunicad más beneficiada por este incremento de las licitaciones, al llevarse 564 millones de euros durante el primer mes del año, casi cincuenta veces más que en enero de 2018. Tras ella se establecieron La Rioja (154 millones) y la Comunidad de Madrid (97 millones). Si bien el crecimiento de enero es prácticamente inédito, lo cierto es que la inversión en construcción del Grupo Fomento lleva meses al alza.

El año pasado el departamento invirtió 3.874 millones, 1.300 más respecto al año anterior. De esta cifra, una gran parte correspondió a inversiones acometidas por compañías públicas, que no se vieron afectadas por el cambio de Gobierno y la consecuente renovación de sus cúpulas. De hecho, casi tres cuartos de estas licitaciones se produjeron bajo el mandato de Pedro Sánchez.

Lejos de aminorar este ritmo inversor, el Gobierno tiene previsto incrementarlo. Ayer, el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, anunció en un desayuno informativo que el Ministerio de Fomento y sus empresas públicas licitará contratos por valor de 10.000 millones durante el primer semestre. Una cuantía que incluirá desde inversiones en obra pública como la compra de material rodante por parte de Renfe.

Hay que tener en cuenta que el operador ferroviario tenía la intención de realizar una gran inversión entre enero y junio para comprar nuevo material rodante, un proyecto que se ha visto impulsado esta semana con un contrato para adquisición de 331 trenes por casi 3.500 millones de euros. Desde el Ministerio de Fomento reconocen que este plan aglutinará gran parte de los 10.000 millones anunciados por Saura. Fuentes del Ministerio reconocen que todavía está por definir cómo se financiaría el resto de las inversiones anunciadas ayer por el número dos del departamento.

Pese a ello, el secretario de Estado se mostró ayer ambicioso y señaló que «España necesita recuperar una senda de inversión que ha sido baja en los últimos años». Según los cálculos del departamento, esta situación ha provocado un déficit de inversión de 25.000 millones.

Proyectos pendientes

Lo cierto es que, más allá de la obra pública, el Ministerio de Fomento está intentando dar ahora un acelerón a los proyectos que no han salido adelante durante la efímera legislatura. En los próximos días, el departamento llevará a la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados la reforma del alquiler que aprobó el pasado 1 de marzo en Consejo de Ministros.

Además de sacar adelante este decreto-ley -que según Saura cuenta con los apoyos suficientes- el Gobierno pretende completar la reforma de la estiba, que lleva pendiente casi dos años, antes de que se celebren las elecciones generales el próximo 28 de abril. A finales de febrero, la comisión de Fomento del Congreso de los Diputados aprobó, con el apoyo de todos los grupos políticos, una proposición no de Ley que destacaba la necesidad de agilizar esta reforma.

Ayer, el número dos de Fomento señaló que el departamento lleva meses trabajando en ella y que ha mantenido contactos con las empresas y los trabajadores implicados. Sin embargo, también admitió que otras cuestiones, como la fijación del rescate de las radiales o el pacto de Estado en materia de infraestructuras tendrán que ser abordadas por el Gobierno que salga de las urnas.