Ryanair sufrirá la tercera huelga en España en seis meses
Ryanair sufrirá la tercera huelga en España en seis meses - ABC

Fomento establece los servicios mínimos para la nueva huelga de Ryanair

La compañía tendrá que garantizar el 57% de los vuelos domésticos de largo recorrido

MadridActualizado:

Las huelgas que llevarán a cabo los tripulantes de cabina de Ryanair los próximos días 8, 10 y 13 de enero ya tienen servicios mínimos. El Ministerio de Fomento ha determinado este viernes que la compañía tendrá que garantizar el 57% de los vuelos domésticos de largo recorrido y de los operados con otros países durante los tres días de paros.

Además, el departamento reclama que el 100% de los trayectos a las Islas, el 57% de las rutas a las ciudades españolas donde las otras opciones de transporte acumulen cinco horas o mas y el 35% de los vuelos donde el transporte alternativo suponga menos de cinco horas.

Estos servicios mínimos se aplican también a los vuelos programados para el transporte de correo postal universal y productos perecederos cuando se efectúen con aeronaves dedicadas exclusivamente a carga; y a aquellas operaciones técnicas de posicionamiento y otras tales como la situación de tripulaciones necesarias para la realización efectiva de los servicios de transporte aéreo considerados como esenciales.

Los paros no podrán afectar a ningún vuelo cuya hora de salida programada fuera anterior al inicio de la huelga y cuya llegada prevista se produzca en el periodo de la misma, apunta el Ministerio.

Fomento ya tuvo que establecer los servicios mínimos de las dos huelgas que realizaron los tripulantes de cabina en julio y septiembre del año pasado. Entonces, al igual que ahora, sindicatos y compañía fueron incapaces de ponerse de acuerdo para establecer garantías de cara a los paros.

Este hecho no evitó, sin embargo, las disputas entre los trabajadores de la low-cost y la empresa. En septiembre, sindicatos españoles USO y Sitcpla, denunciaron ante los juzgados de Instrucción de Madrid a la aerolínea por presuntas coacciones, al pasar un cuestionario a sus trabajadores para saber si secundarían los paros de ese mes.

En el escrito de denuncia, los sindicatos señalaban como responsables penales y civiles de los hechos a Ryanair, así como al consejero delegado de la compañía, Michael O'Leary, y al responsable de personal, Eddie Wilson, a los que acusaron de «vulnerar el derecho a huelga».