Tokita ofreció en mayo una conferencia en el Fujistu Fórum de Tokio
Tokita ofreció en mayo una conferencia en el Fujistu Fórum de Tokio - ABC

Futjistu abre una nueva etapa con más servicios y menos productos

El próximo presidente de la compañía quiere mejorar su potencial fuera del país nipón

TOKIOActualizado:

Si en España abordásemos a cualquiera por la calle y le preguntásemos qué es lo primero que le viene a la cabeza cuando piensa en Fujitsu, lo más probable es que mencione sus famosos aparatos de aire acondicionado. Pero el deseo de la compañía nipona es cambiar este imaginario popular. Fujitsu lleva un tiempo tratando de variar su rumbo y orientar su mercado más hacia los servicios tecnológicos que hacia los productos. Y el nuevo presidente de la compañía, Takahito Tokita, que asumirá su cargo el próximo 24 de junio, quiere redoblar sus esfuerzos en esta dirección. Un terreno difícil en el que multinacionales como Amazon, Google o Microsoft –con quien Futjistu se ha asociado para algunos proyectos sobre Inteligencia Artificial (AI)– ponen las cosas muy complicadas a la competencia, obligando a la compañía nipona a cambiar sus estrategias.

Faltan tres semanas para que se consume el relevo formalmente, pero hace un par de semanas Fujitsu aprovechó el fórum que cada año organiza en la capital nipona para hacer visible los cambios en el timón de la compañía. Sobre un escenario se escenificó el relevo con una inclinación y un apretón de manos entre Tokita –hasta ahora vicepresidente– y Tatsuya Tanaka, actual presidente. En su puesta de largo, Tokita alertó al auditorio –en su mayoría clientes– de los riesgos en el mundo digital (intromisiones en la intimidad, «fake news», etc.) e insistió en la necesidad de conseguir que las personas confíen en la tecnología. «Hay que reconstruir la confianza», dijo el que será uno de los líderes de una de las empresas punteras en el mundo en ciberseguridad, en un mercado muy fragmentado. «La confianza es el cimiento de las relaciones de negocios».

2018 fue exitoso para Fujitsu en Japón, pero no así en el mercado exterior

Ese fue el tema elegido por Tokita para su conferencia –bajo el lema «confianza 3.0»– pero fue después en su primera atención a la prensa internacional donde, a preguntas de los periodistas, dio algunas pistas sobre sus planes de futuro para la compañía. Vinieron precedidos de un esfuerzo de autocrítica. Reconoció que la compañía, que cuenta con una facturación de unos 36.000 millones de dólares y unos 132.000 empleados, está en una situación de desequilibrio. 2018 fue un año de éxito para Fujitsu en el mercado japonés –gracias a su apuesta por los servicios– pero no tanto en el extranjero, donde todavía su negocio se orienta demasiado, según su parecer, a los productos («hardware») en detrimento de servicios como consultorías, transformación digital, logística o herramientas para instituciones bancarias. Son sectores por los que Fujitsu apuesta. «Debemos hacer un gran esfuerzo para alinear nuestro mercado doméstico con el internacional, y ayudar a las empresas en su transformación digital», recalcó Tikita.

Cierres en Europa

Llevará un tiempo intentarle darle un vuelco a esta situación, pero en el extranjero han tenido un éxito limitado, según reconoció Tokita. «Necesitamos transformar lo antes posible nuestro negocio de servicios fuera de Japón», insistió el futuro presidente que, admite que esta reorientación puede traer consecuencias negativas en algunas de las plantas que tienen en Europa dedicadas a productos.

Dice que es duro que haya despidos o que se rompan contratos con otras empreas, pero para reconducir a la compañía hacia los servicios no les queda más remedio que reducir el negocio en otros ámbitos, asegura. Hace unas semanas anunció, por ejemplo, el cierre de una planta en Augsburgo (Alemania): «Es un tema muy sensible, pues tanto nuestros clientes como nuestros empleados en esos países se han encontrado con una situación complicada, pero esperan que entiendan que ha sido un paso necesario».