Florentino Pérez, presidente de ACS, en la junta del grupo
Florentino Pérez, presidente de ACS, en la junta del grupo - ARCHIVO

Abertis impulsa las ganancias de ACS hasta los 523 millones

La cartera de la constructora, que mejoró su beneficio un 17% entre enero y junio, supera ya los 76.502 millones

Actualizado:

El presidente de ACS, Florentino Pérez, desveló en la junta de accionistas del año pasado que los planes de la multinacional pasaban por llegar a los mil millones de beneficio en el conjunto de 2019. Una ambiciosa meta que, sin embargo, el grupo de infraestructuras está cerca de cumplir. En los primeros seis meses del año, las ganancias de la multinacional española crecieron un 17,1% y se situaron en 523 millones de euros.

Según la nota remitida este lunes a la CNMV, este resultado estuvo condicionado por la aportación de Abertis. La concesionaria, controlada desde el año pasado por la propia ACS y la italiana Atlantia, tuvo una contribución a las cuentas del grupo de 104 millones de euros entre enero y junio. Es una cuantía notablemente superior a los 26 millones que reportó en el mismo periodo del semestre anterior. De hecho, sin contar con Abertis, el beneficio de ACS crece un 4%.

La compañía de origen catalán también impulsó el ebitda de la compañía presidida por Florentino Pérez, que creció un 15% y alcanzó los 1.621 millones de euros, situando el margen en el 8,6%. Tal y como ha destacado ACS, en el primer semestre de 2018 Abertis solo aportó durante el mes de junio, mientras que en esta ocasión su contribución se ha extendido durante todo el periodo.

Un semestre en el que, además, la actividad de la concesionaria creció. El tráfico de las autopistas gestionadas por Abertis se incrementó un 2,5% en España, un 0,3% en Francia, un 2,2% Chile y un 5% en Brasil. Solo Italia, con una caída del 0,3%, reflejó una disminución del tráfico.

De vuelta a ACS, todas las áreas de negocio del grupo mejoraron: el beneficio de la parcela de infraestructuras creció un 18,5%, hasta los 294 millones, la rama de servicios industriales ganó 221 millones, un 3,5% más, y el apartado de servicios a la ciudadanía registró unas ganancias de 19 millones de euros, un 12,3% más. En total, el valor de la cartera del grupo se situó en 76.502 millones, un 9,6% más.

Apuesta por las renovables

Las inversiones también crecieron con fuerza, espoleadas por la apuesta de ACS por las concesiones de energías renovables. Solo a este tipo de proyectos se destinaron 600 millones de euros. En total, la compañía invirtió 1.008 millones entre enero y junio.

Como consecuencia, la deuda se incrementó en 667 millones de euros, pasando de los 58 millones que alcanzó en junio del año pasado a 725 millones. Según ACS, este aumento también se explica por la adquisición de Abertis, que se completó «a finales del 2018 por un importe neto de 1.040 millones de euros».