El lunes previo a la salida a Bolsa de Gestamp salieron malos datos de ventas de coches en marzo en EE.UU.
El lunes previo a la salida a Bolsa de Gestamp salieron malos datos de ventas de coches en marzo en EE.UU. - EFE

Gestamp recompensará a los inversores pacientes

A los analistas y gestores de fondos les convencen los fundamentales de la compañía

FINANZAS.COM Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La mayor salida a Bolsa de 2017 también fue la mayor decepción del primer trimestre. Gestamp, uno de los mayores fabricantes de piezas de automóviles a nivel global, arrancó sus primeras sesiones en el parqué con una caída de hasta el 8% desde su estreno en el mercado continuo el pasado viernes 7 de abril. Los analistas consultados coinciden: fue mala suerte. El sentimiento del mercado no apoyaba en ese momento. Precisamente el lunes previo a la salida a Bolsa salieron malos datos de ventas de coches en marzo en Estados Unidos. Lo que muchos interpretaron como la primera señal de que el mercado norteamericano está en fase de agotamiento. Porque ya el 23 de marzo Ford había emitido un 'profit warning' sobre sus beneficios del primer trimestre. Fue parte del problema de Gestamp, que, como cuenta Fernando Hernández, analista de Andbank España, no tuvo demasiada aceptación entre los inversores institucionales en EE.UU. Eso, a su vez, influyó en la receptividad de los institucionales en Europa. «Todo el mundo infló bastante la demanda porque era una buena compañía que parecía que iba a salir bien y en esos primeros días había mucho papel que la gente ha ido digiriendo», comenta.

Aunque había demanda, el valor salió en la parte más baja del rango. A 5,6 euros la acción. Eso, como explica, Lucas Maruri, analista de renta variable de Gesconsult, «da un mensaje que deja inseguridad». A ese precio, el mercado valoraba la compañía por 3.223 millones de euros. Por encima de lo que pagaron a ArcelorMittal por el 35% que la compañía tenía del valor, pero por debajo de lo que pagó Mitsui por el 12,5%. Claro que una vendía por necesidad y la otra comparaba por interés.

Desde mínimos, ya rebota para estar casi plano en el año. ¿Es una oportunidad? Hernández opina que sí. Que a diferencia de las tradicionales salidas a Bolsa, el inversor no institucional ahora tiene la oportunidad de acudir en unas condiciones mejores que los institucionales. Tanto Gestamp como Cie Automotive son empresas bien gestionadas, eficientes y globales. Una, la segunda, lo refleja bien en su precio actual; la otra, «es cuestión de paciencia».

Lee la noticia completa en Finanzas.com