Juan Carlos Soler / Vídeo: EuropaPress

El Gobierno prevé más turistas este verano pese al pesimismo empresarial

Los destinos de «sol y playa» pierden fuerza frente a otros como Turquía, Túnez y Egipto

MadridActualizado:

El Ministerio de Turismo confía en que este verano se marquen nuevos récords en llegadas de turistas internacionales y en gasto turístico. Un optimismo que choca con el frenazo que están experimentando este 2019 los destinos de «sol y playa» debido a la recuperación de los competidores del Mediterráneo. Un hecho que alerta al sector turístico, que no comparte las previsiones del Gobierno. El departamento dirigido por Reyes Maroto espera que en los meses de julio, agosto y septiembre lleguen un total de 29,6 millones de turistas internacionales, un 1,7% más que en 2018. En cuanto al gasto turístico prevé que se dispare un 3,2%, hasta los 33.908 millones de euros.

De cumplirse estas previsiones, no se conocerán hasta noviembre, nuestro país cogería la directa hacia un nuevo récord en ambas estadísticas. Sin embargo, las organizaciones del sector ponen en duda que estos datos se lleguen a materializar. Una circunstancia que ya sucedió el pasado año, cuando el Gobierno previó que a nuestro país iban a llegar más 30 millones de turistas y que se llegaría a los 34.000 millones de gasto turístico. Al final, no solo no se cumplieron las expectativas sino que por primera vez desde 2009 la llegada de turistas internacionales esos meses cayó con respecto al año anterior mientras que el gasto turístico apenas creció un 0,5%.

Los empresarios temen sufrir otro verano a la baja. Y es que después de varios años donde el sector se ha visto favorecido por la situación de los principales países competidores, como Turquía, Egipto y Túnez, la recuperación de estos amenaza con lastrar la temporada alta. De hecho, Turquía, que está compitiendo vía precio por la depreciación de la lira, ya consiguió cerrar 2018 con casi 40 millones de visitas, con un crecimiento del 21% respecto al año anterior y se espera que este curso continúe esa tendencia, como lo ha hecho ya en los primeros cinco meses.

La fuerte competencia de estos destinos pasaron factura durante el mes de mayo. Aunque desde Turismo restan importancia a la caída de turistas internacionales en en el quinto mes del año, la primera vez que ocurre desde la crisis económica, y destacan que a estas alturas del año han venido más turistas que nunca y el gasto turístico se mantiene en máximos históricos.

Fuga de franceses y alemanes

El Gobierno sostiene su optimismo en la confianza que tiene en que los prinicipales mercados emisores, Reino Unido, Alemania y Francia, tiren del carro. Además, Maroto anunció ayer que en los próximos Presupuestos se incluirán 20 millones de euros para invertir en estos turistas. Sin embargo, los empresarios temen que sean estos mercados los que provoquen, como el año pasado, las caídas en verano. El pasado año, nuestro país perdió en los tres meses estivales más de medio millón de turistas. Además, la tendencia este año tampoco está siendo positiva.

Aunque la llegada de alemanes ha crecido en lo que llevamos de año un 1,9%, lo cierto es que la llegada del buen tiempo provocó un descalabro en el mes de mayo, con una caída del 8,8%. Los empresarios ven cómo los alemanes se están viendo seducidos por la oferta de Turquía, en detrimento de destinos como Canarias, que acumula una caída de 2,1% de turistas este año. Más preocupa el caso de Francia. Y es que en lo que llevamos de año han venido un 4,5% menos de turistas galos, una estadística que se acentuó en mayo, donde el descalabro llegó al 10,7%. Además, también están dejando menos dinero en nuestro país, un 1,7%.