Goldman Sachs ha decidido mantener el pronóstico que actualizó el pasado mes de noviembre,
Goldman Sachs ha decidido mantener el pronóstico que actualizó el pasado mes de noviembre, - EFE

Goldman Sachs mantiene que España crecerá el 2,3% este año pero avisa contra el exceso de deuda pública

La entidad advierte también contra el «limitado espacio fiscal» por la elevada deuda pública y el porcentaje de préstamos dudosos que mantienen los bancos, aunque reconoce su «sorpresa» por el crecimeinto español

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La incertidumbre ligada al resultado de las próximas elecciones generales de España no es un riesgo «significativo» para las perspectivas de la economía, según el banco estadounidense Goldman Sachs. Esta entidad en un informe sobre las economías de España y Portugal, ha tomado la decisión de mantener su previsión de crecimiento para España para 2019 en el 2,3% y de asumir las previsiones de la Comisión Europea para Portugal (1,8% para este año).

Sin embargo, la entidad sí ha advertido contra de que si se agrava la ralentización económica a nivel mundial y se produce un 'shock' persistente, la demanda doméstica no servirá como factor de compensación. Además, ha alertado del «limitado espacio fiscal» con el que cuenta España por la elevada deuda pública y el porcentaje de préstamos dudosos que mantienen las entidades financieras, lo que lastraría su «capacidad» para prestar dinero en un «entorno económico adverso».

La entidad ha asegurado en un informe que «el crecimiento en España sigue sorprendiendo al alza y se mantiene más sólido que en la mayoría de los países de la zona euro».

De esta forma, Goldman Sachs ha decidido mantener el pronóstico que actualizó el pasado mes de noviembre, cuando decidió revisar la previsión de crecimiento del PIB una décima al alza hasta situarla en el 2,3% por la competitividad de la economía española.

La política, «fuente de incertidumbre»

Aunque ha reconocido que la política es una «fuente de incertidumbre» en España y que no habrá una «mayoría clara» tras los próximos comicios. En esta línea, el banco ha asegurado que todas las posibles coaliciones estarán «comprometidas» con el proyecto europeo, con unas cuentas públicas «sanas» y con una economía de mercado «competitiva».

Por este motivo, es «improbable» que cualquier Gobierno saliente de las elecciones del 28 de abril represente un «impacto mayor» para el crecimiento a corto plazo.

Goldman & Sachs ha vuelto a subrayar que la demanda doméstica fue el principal motivo del crecimiento contabilizado en 2018. «El consumo privado siguió creciendo gracias a la elevada confianza de los consumidores, la sólida situación del empleo y los incrementos salariales», ha indicado el analista de Goldman Sachs Sven Jari.