El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi
El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi - EFE/ARMANDO BABANI

Goldman Sachs cifra en 8.300 millones el «golpe» para la gran banca europea si el BCE recorta tipos en 30 puntos

Las entidades alemanas sufrirían una merma del 24% del beneficio por acción, superior al 6% estimado para los bancos europeos

Servimedia
MadridActualizado:

El banco de inversión norteamericano Goldman Sachs cifra en hasta 8.300 millones de euros el «golpe» para el beneficio de la gran banca europea si el Banco Central Europeo (BCE) rebaja las tasas que aplica por custodiar su liquidez en 30 puntos básicos, hasta el 0,7%.

Sus cálculos los realiza con los 32 bancos del euro que cubre y entre los que figuran el Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Sabadell y Bankinter, en un informe divulgado este miércoles, en vísperas de la reunión del organismo que acordará medidas extras de estímulos para animar una economía europea en clara desaceleración.

«Nuestros economistas esperan un paquete de alivio significativo, que incluye un recorte de tasas de -20 puntos, seguido de un recorte de -10 puntos básicos más adelante», refiere el banco de inversión, que considera fundamental acompañar dichos recortes con medidas de nivelación (el llamado «tiering») «si se quiere evitar un gran impacto en las ganancias del sector».

En el mercado se espera que el BCE apruebe el denominado «tiering system» que escalonaría la penalización en función de la liquidez que los bancos dejen en su ventanilla o limitaría la cantidad de exceso de fondos por las que deberían pagar.

Nuevos recortes

El BCE bajó al cero por ciento el precio oficial del dinero en marzo de 2016 y fijó en el -0,4% la facilidad de depósito o cargo que repercute a las entidades por custodiar su liquidez, aunque esta penalización, por una tasa inferior, se remonta dos años atrás.

El recorte de 20 puntos que los analistas de Goldman Sachs esperan que el BCE anuncie mañana y que situaría la penalización en el 0,6%, reduciría en 5.600 millones o en un 6% del beneficio por acción del sector conforme a sus cálculos.

El impacto subirá al 10% o 8.300 millones si, como esperan, agrava en otros 10 puntos la comisión o tasa en reuniones posteriores. Son estimaciones sin considerar, en todo caso, las medidas mitigadoras del «tiering» que también espera el mercado.

El banco de inversión confía en que el BCE anuncie también mañana que recupera el programa de compra de bonos por una cuantía de 25.000 millones al mes para deuda soberana y 5.000 millones para títulos corporativos.

La banca alemana, la más penalizada

Por sectores bancarios y teniendo cuenta un recorte de 20 puntos básicos, el sector español se situaría en la media por perjuicios. Sufría una merma del 9% del beneficio por acción, por encima del 6% estimado para la gran banca europea, pero inferior al 24% de Alemania, del 23% para las entidades italianas o el 11% para las griegas. El menor impacto lo espera para la banca austriaca (-3%), las entidades de los Países Bajos (-4%), el sector en Francia (-5%), Irlanda (-7%) y Portugal (-8%).

Sobre entidades específicas estima que esta medida reduciría un 2% el beneficio del Santander, un 3% en BBVA, el 12% a Sabadell, un 16% a Bankia, el 9% a Bankinter y un 10% a Caixabank.

Los bancos españoles sufrirían una merma del 9% de beneficio por acción si el BCE acomete un recorte de 20 puntos básicos frente al 6% de la media europea

Sin embargo, advierte que este impacto acabaría mitigado en gran medida si se adoptan las citadas medidas de «tiering», hasta el punto de que pronostica que Santander podría experimentar, incluso, un alivio o incremento del 0,1% en su beneficio, mientras que el descenso se limitaría al 0,3% en BBVA, al 0,9% en Bankinter, del 1,4% en Sabadell, el 2% en Caixabank o el 3,2% en Bankia.

El banco de inversión calcula que la banca europea ha soportado un coste de 22.800 millones de euros desde que el BCE introdujo la penalización en los depósitos en el año 2014. La banca española habría corrido a cargo con el 4% de ese recibo, con un desembolso estimado en 900 millones de euros, al igual que el sector en Italia.

La mayor factura la habrían soportado los bancos alemanes, por valor de 7.400 millones de euros (el 33% del total), seguidos por los franceses, con 5.600 millones (25%) y las entidades de los Países Bajos, con 5.400 millones de euros (24%).