EFE

Guía para no gastar de más en las vacaciones de Semana Santa

En Kelisto te ofrecen una lista de consejos para no tirar el dinero durante tus vacaciones

MADRIDActualizado:

Si vas a realizar una escapada en Semana Santa, pero no quieres gastar más de la cuenta, en Kelisto te ofrecen una lista de consejos para no tirar el dinero durante tus vacaciones:

1. Billetes de avión baratos. Elegir el mejor mes para viajar y comprar los billetes con la antelación correcta permite ahorrar hasta un 84% en el importe de un trayecto de avión, aseguran los expertos del portal de ahorro.

2. Fecha del viaje. La Semana Santa no son los mejores días para viajar ya que los precios de alojamientos y transportes se disparan, según el informe de 2018 de Skyscanner.

3. Pesa el equipaje antes de salir de casa. Los cargos por exceso de equipaje van de 50 a 150 euros y en las aerolíneas tradicionales puede llegar a ser hasta tres veces más caro que en una de bajo coste, según datos de liligo.com.

4. Llena el depósito con antelación. Tal y como ha denunciado la OCU en varias ocasiones, el combustible se encarece cuando se acercan períodos de vacaciones, como la Semana Santa y el puente de agosto, por lo que es conveniente que te anticipes a los días de operación salida para repostar de forma anticipada.

5. Comparar precios de las gasolineras. Aunque las variaciones de precios no son excesivas, comparar el precio de las gasolineras y optar por la más económica te permitirá ahorrar entre un 8% y un 15% en combustible, según un estudio de la app GasAll.

6. Alquilar habitaciones. Dos personas que piensen en visitar Ámsterdam del 18 al 21 de abril tendrían que pagar 641 euros por el hotel más barato de la ciudad, según han podido comprobar desde Kelisto. En cambio, podrían alquilar una habitación privada en las mismas fechas y zona por 552 euros, lo que supondría un ahorro del 16,12%, una cifra que puede ser aún mayor dependiendo del destino.

7. Vente en metro o bus al aeropuerto. Si necesitas ajustar tu presupuesto, recuerda que el transporte público siempre resulta más barato que el taxi a la hora de desplazarte al aeropuerto.

8. Compara el precio de los aparcamientos. Desde Kelisto.es recuerdan que si tienes que ir en coche al aeródromo, además de los aparcamiento del propio recinto aeroportuario, suelen existir alternativas en hoteles cercanos con buenos precios y que incluyen el desplazamiento y la recogida hasta las terminales.

9. Ojo con las llamadas fuera de la UE. Si viajas fuera de las fronteras comunitarias, tendrás que consultar con tu operadora el coste que te cobrará por las llamadas y analizar el consumo que harás durante tu estancia. Quizá te convenga comprar una tarjeta SIM prepago de un operador local.

10. Cuidado con conectarte a internet. Utilizar Internet en el móvil ya no es un problema si tu destino está dentro de la Unión Europea. En cambio, si viajas a otro destino, y no vas a usar tu conexión, tendrás que desactivar manualmente la itinerancia de datos para que no te cobren por acceder a la red de tu operador internacional, tal y como advierten desde Kelisto.es.

11. La mejor forma de financiar las vacaciones. La opción más barata para financiar las vacaciones de Semana Santa suele ser recurrir a un préstamo personal, una opción que permite ahorrar un 12% con respecto al coste que habría que asumir si se usara una tarjeta de crédito, según datos de Kelisto.

12. Cambio de moneda. Si necesitas cambiar de moneda, los expertos del portal de ahorro consideran esencial que compares entre las tarifas que te ofrecen los bancos tradicionales, las casas de cambio del aeropuerto y los servicios online que ofrecen estas mismas compañías, que suelen tener tarifas más ventajosas.

13. Revisa los seguros de tus tarjetas de crédito. Si decides financiar tus vacaciones de Semana Santa con tarjeta de crédito, recuerda que muchas incluyen seguros que te ahorrarás contratar.

14. Tarjeta sanitaria europea. Si vas a viajar a algún país de la UE o a Suiza, no es necesario que contrates un seguro de salud, como sí ocurriría si te desplazaras a Estados Unidos o a otro país extracomunitario. En este caso, solo tendrás que hacerte con la Tarjeta sanitaria europea, que funciona como una extensión de la española.

15. Combina el efectivo y el pago con tarjeta. Por lo general, la mejor forma de pagar es combinar el efectivo y los pagos con tarjeta, y evitar sacar del cajero, aunque con ciertas peculiaridades en función de tu destino, concluyen en Kelisto.es