Edificio de la agencia Tributaria de Barcelona
Edificio de la agencia Tributaria de Barcelona - INÉS BAUCELLS

La Agencia Tributaria consiguió en 2015 ingresos récord de lucha contra el fraude

Hacienda recaudó 15.600 millones de euros, un 27% más que en 2014

MadridActualizado:

La Agencia Tributaria consiguió el año pasado ingresos récord por la lucha contra el fraude, con 15.664 millones de euros, un 27% más que en 2014. El director de la Agencia Tributaria, Santiago Ménendez calificó de «históricos» los resultados presentados este lunes.

De este montante, 2.700 millones son «expdientes singulares de minoración de devoluciones» de «unos pocos contribuyentes». Previsiblemente se trata de grandes empresas que se acogerían erronéamente a deducciones y bonificaciones fiscales que a posteriori el Fisco ha corregido aumentando su recaudación, aunque Ménendez no quiso abundar en ello.

Como fuere, el director de la Agencia señaló que «hay que ser transparente» y reconocer cuándo unos resultados «son singulares», a diferencia de otros predecesores, en referencia a los resultados de 2012. Entonces, en los ingresos de lucha antifraude se incluyeron cuotas ingresadas por sentencias resueltas por el Tribunal Supremo de denuncias del Fisco de ejercicios precedentes. Por ello, al año siguiente, la recaudación fue menor.

Sin entrar en detalles, Menéndez señaló que los 2.700 millones son extraordinarios porque «no son concurrentes en el tiempo» o porque «la cuantía» es singular. Si se descuentan esta cantidad, la Agencia Tributaria también supera en más de 600 millones el resultado de 2014 y también consigue una cifra récord.

Hacienda llamó a la puerta de numerosos sospechosos el año pasado: se produjeron 21. 810 visitas presenciales entre las que resalta un aumento del 28% en el plan contra la economía sumergida. Asimismo, las investigaciones de movimientos financieros aumentó un 28,2% hasta las 22.471. En este capítulo se engloban casos de vaciamiento de sociedades y movimientos de patrimonios, describió Menéndez. En total, el Fisco desplegó el año pasado 107.850 actuaciones, un 8% más que un año antes y lo que supone un aumento del 46% si se compara con 2011.

Como destaca el organismo, este escenario se da en un contexto de recuperación económica, pero que a efectos de Hacienda llega con retraso, ya que las declaraciones arrastran bases imponibles a la baja de ejercicios anteriores. Menéndez recordó que la Agencia Tributaria investiga todos los ejercicios no prescritos, es decir, a cuatro años vista. Ello comprende todos los supuestos desde 2011.

De los 15.664 millones ingresados, 15.188 millones se corresponden con los resultados directos obtenidos por la Agencia en el ejercicio de sus funciones de prevención y lucha contra el fraude, lo que supone un aumento del 32,2% respecto a 2014. El núcleo de los resultados, es decir, los ingresos procedentes de liquidaciones y actos de gestión recaudatoria aumentaron un 7,6% hasta situarse en los 8.346 millones, la cifra más alta alcanzada nunca en este indicador.

Al analizar los resultados, en cuanto a la deudas liquidadas por el Fisco, alcanzan los 7.129 millones, de los que 3.142 millones fueron liquidados por la Delegación Central de Grandes Contribuyentes –aquellos cuyo volumen de operaciones supera los 100 millones de euros–. En cuanto a las deudas tributarias, en ejecutiva, han obtenido ingresos en ejecutiva por importe de 6.759 millones de euros.

50.449 millones en cuatro años

En los cuatro años de legislatura con Cristóbal Montoro como ministro de Hacienda, la Agencia Tributaria ha recaudado 50.449 millones de euros, un 37% más que los cuatro años anteriores. El abanico de medidas antifraude desplegadas estos cuatro años –entre ellas, la limitación de pagos en efectivo, la declaración de bienes en el exterior o la más reciente reforma de la ley general tributaria– explican parcialmente este repunte.

Asimismo, el plan de incentivos a los empleados del organismo, que el año pasado repartió 40 millones por este plus de productividad, ha permitido capear el recorte de recursos.

Auditoría informática

La Agencia Tributaria también presentó esta mañana el Plan de Control Tributario para 2016 con las directrices y líneas de investigación principales, que mañana se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE). La investigación de patrimonios y rentas que puedan estar ocultas en el exterior será uno de los pilares clave de las pesquisas del Fisco. Para ello, Hacienda vigilará con lupa la información aportada por la declaración de bienes en el exterior , así como los datos nuevos que reciba Hacienda tras haber firmado la iniciativa FATCA de Estados Unidos sobre cuentas extrenjeras. Este acuerdo, además, aumentará el número de datos disponibles de terceros países.

El Fisco también potenciará que los empleados de la Unidad de Auditoría Informática (UAI) se personen en las sedes de las empresas investigadas –como ocurrió la semana pasada en los registros de 73 sociedades del séctor cárnico sospechosas de fraude y ventas en negro–. Las cuotas defraudadas descubiertas con la UAI en 2015 sumaron 289 millones de euros, un aumento del 51% frente al año anterior y 8,5 veces más que en 2012.