Estación de trenes de Lisboa
Estación de trenes de Lisboa - EFE

Huelga de trenes en Portugal sin servicios mínimos en el «puente de los españoles»

CP, equivalente a Renfe, radicaliza su protesta y planea parar totalmente la circulación el 7 de diciembre

LisboaActualizado:

El «puente de los españoles», como se conoce en Portugal a los días libres con motivo del Día de la Constitución y el de la Inmaculada, se presenta caótico para los transportes al otro lado de la frontera. CP (Comboios de Portugal), equivalente a Renfe, anuncia una «huelga total» el viernes 7 de diciembre sin servicios mínimos a la vista.

Una medida drástica que puede afectar no solo a los usuarios portugueses sino también a los cientos de españoles que viajan al país vecino en este habitual puente o macropuente. Sí, porque de norte a sur y de oeste a este se dejarán notar las consecuencias en los itinerarios ferroviarios: desde Viana do Castelo y Oporto hasta Évora o Faro.

El conflicto entre los trabajadores y la dirección de la empresa lleva semanas enquistado y ya se realizaron diversos paros anteriores, por lo que ahora se deciden a eliminar los servicios mínimos como medida de presión en las negociaciones.

La compañía alerta de manera contundente sobre las «fuertes perturbaciones» en la circulación, con «supresiones a nivel nacional». Y avanza: «No se facilitarán transportes alternativos». Una muestra de que sus intenciones pasan por provocar un colapso ferroviario que ponga sobre la mesa las deficiencias en su labor.

En Portugal no es festivo el 6 de diciembre y el Tribunal de Arbitraje aprovechará para reunirse con el objetivo de dar luz verde o no a esa ausencia total de servicios mínimos. Por si acaso, CP determina: «Si llegan a definirse servicios mínimos, se actualizará la información a los pasajeros».

Como mínimo, los planes para anular la obligatoriedad de un número básico de trenes en línea se interpreta como un desafío por parte de la firma bandera del Estado portugués en el sector de los transporte, toda vez que TAP Air Portugal pasó a manos privadas.

CP indica que los clientes pueden pasar por las taquillas a devolver sus billetes adquiridos para el 7 de diciembre y recuperar su dinero, con un plazo que finaliza 10 días después de la huelga. Los tipos de trenes afectados son Celta, Regional, Intercidades, InterRegional y Alfa Pendular, considerado este último como el mejor servicio en un país donde no existe la alta velocidad.

EMEF (Manutención Ferroviaria) e IP (Infraestructuras de Portugal) se han unido a Comboios de Portugal para poner en pie la huelga, que cuenta con el abrumador apoyo de los sindicatos sectoriales FENTCOP, ASSIFECO, FECTRANS, SIOFA, SNTSF, SINFA, STF, SINFB, SINAFE, SINDEFER, FNSTFPS, SINFESE, ASCEF, SNAQ y SINTAP.

El coordenador del más destacado de todos ellos, José Manuel Oliveira, manifestó: «Las tres empresas decidimos hacer esta huelga el mismo día porque el Gobierno continúa sin dar respuesta a la reivindicación común de negociar mejores condiciones para los trabajadores».