Los nuevos pilotos verán también mejoras en sus condiciones laborales
Los nuevos pilotos verán también mejoras en sus condiciones laborales - ABC

Iberia y Sepla alcanzan un preacuerdo para el convenio de pilotos, tras siete meses de negociaciones

Incluye una subida salarial del 2,5% este año y del 2% en 2019 y un nuevo modelo de productividad

EUROPA PRESS
Actualizado:

Iberia y sus pilotos han alcanzado un preacuerdo sobre el contenido del IX Convenio Colectivo, cuya vigencia se extenderá del 1 de enero de 2018 hasta el 31 de diciembre de 2021, que contempla subidas salariales para el conjunto del colectivo (fijas y variables, en función de la evolución de la compañía), así como aumento de la productividad en las flotas de corto y largo radio y mejoras en la estructural salarial de nuevos pilotos.

El contenido del principio de acuerdo, que llega tras siete meses de intensas negociaciones y regulará las relaciones laborales de los cerca de 1.300 pilotos de Iberia, será desarrollado en los próximos días por los respectivos equipos jurídicos y, una vez ratificado definitivamente, será votado en asamblea por los pilotos.

En materia salarial incluye un incremento consolidado del 2,5% para 2018 y del 2% en 2019, así como el abono de un pago único no consolidable del 1% este año y del 1,5% el próximo año --calculado sobre la masa salarial del colectivo en cada uno de esos años--, ha informado la sección sindical del Sepla en Iberia en un comunicado.

Las subidas salariales correspondientes a los años 2020 y 2021 quedan referenciadas al ratio Ebit/ingresos que consiga cada año Iberia, al igual que el pago no consolidable de una cantidad ligada a los beneficios en cada uno de los dos años citados.

El preacuerdo entre ambas partes conducirá a la renovación del actual convenio colectivo por una duración de cuatro años, de 2018 y a 2021, lo que permitirá a Iberia "seguir desarrollándose y apostar a futuro por el crecimiento sostenible de la compañía", ha valorado la aerolínea que lidera Luis Gallego en un comunicado.

Iberia, que inició este año la negociación colectiva con pilotos y personal de tierra, dos de los tres colectivos que denunciado sus respectivos convenios salvo el de tripulantes de cabina (TCP), ya había mostrado su disposición a alcanzar acuerdos con un escenario de mejoras salariales ligadas a la productividad, que garanticen su objetivo de crecer un 8% al año.

Con el objetivo de garantizar el poder adquisitivo de los pilotos, Iberia se ha comprometido a realizar un pago único si la inflación acumulada durante los años de vigencia del convenio es superior al incremento salarial consolidado y la rentabilidad media de la compañía medida en Ebit/ingresos es igual o superior al 7%.

Mejoras para los nuevos pilotos y progresión interna

En lo que se refiere a los nuevos pilotos, dentro del escalafón verá también mejoradas sus condiciones salariales. En concreto, los englobados en el nivel 11, el más bajo de todos, ganarán 2.700 euros más en el primer año de permanencia y 2.300 euros adicionales durante el segundo.

Por su parte, los pilotos integrados en el nivel 9, el que marca el acceso a la flota de largo radio, solo deberán permanecer dos años para promocionarse al nivel 8.

De esta forma, la renovación del convenio de pilotos hará posible la progresión interna de los tripulantes técnicos y, al mismo tiempo, destaca Iberia, "pone las bases para consolidar" los logros de la compañía en los últimos años.

Nuevo modelo de productividad

Además, introduce un nuevo modelo de productividad que se caracteriza por su flexibilidad y voluntariedad mediante la cesión por parte del piloto de un máximo de ocho días durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre, que son los que concentran mayor actividad. "Se trata de una herramienta ágil y sencilla, destinada a cubrir con anticipación los picos de producción y las necesidades de la compañía", valora el Sepla.

Finalmente, respecto a Iberia Express, sindicato y compañía han acordado mantener los límites ya establecidos en el VIII Convenio Colectivo, que establecen un ratio de crecimiento de aviones de corto y medio radio en una producción de uno/uno, con un máximo del 15% de los asientos totales ofrecidos por Iberia.

La compañía de bajo coste ya disfruta de libertad para incorporar aviones a su flota, dado que el límite máximo de 15 aeronaves fijado expiró el pasado 31 de diciembre de 2017.