La inversión inmobiliaria en España alcanzó el pasado año los 8.300 millones de euros
La inversión inmobiliaria en España alcanzó el pasado año los 8.300 millones de euros - FOTOLIA

Inmobiliario, la inversión refugio de las grandes fortunas

España se ha colocado entre los primeros puestos del ránking de la consultora Knight Frank por detrás de Gran Bretaña, Estados Unidos y Alemania

CRISTINA CASILLAS
FINANZAS.COMActualizado:

La recuperación económica y el fin del ajuste de precios que ha dado paso a nuevas revalorizaciones han convertido al sector inmobiliario español en el activo más deseado por los ultra millonarios, aquellos cuyo patrimonio supera los 30 millones de dólares. Así se desprende del informe 'The Wealth Report 2017' de la consultora Knight Frank en el que España se ha colocado entre los primeros puestos del ránking por detrás de Gran Bretaña, Estados Unidos y Alemania.

De hecho, la inversión inmobiliaria en España alcanzó el pasado año los 8.300 millones de euros, de los cuales, 1.200 millones, el 15% del total, procedía de inversores privados. Tal es el apetito por este tipo de activos, que en el primer trimestre del año, se han alcanzado cifras de 3.417 millones de euros, lo que supone un incremento del 50% frente al mismo periodo del año anterior según CBRE. Pero ¿quiénes son los inversores? De acuerdo con el estudio, el 70% tiene origen extranjero y de ellos, el 33% son estadounidenses fundamentalmente a través de los grandes fondos como GreenOak, CBRE Global Investors, Hines o HIG Capital. Luis Sánchez de Lamadrid, director general de Pictet WM, explica que «en España el sector inmobiliario parece medianamente positivo y los activos inmobiliarios de Alemania gustan desde hace tres años, donde se ha podido obtener una rentabilidad del 8% sin apalancamiento, pero, por el contrario, estamos negativos en Reino Unido».

La razón es fácilmente entendible. Los grandes patrimonios siempre se han mostrado interesados en el sector inmobiliario puesto que al tratarse de una inversión más tangible ofrece una mayor percepción de seguridad. Por otra parte, desde el punto de vista de la rentabilidad, se ha convertido tradicionalmente en un buen refugio frente a la subida de la inflación. Para Paloma Pérez Bravo, directora general de Engel & Völkers en Madrid, el sector inmobiliario ofrece atractivo a los grandes patrimonios por tres motivos: «Los bajos tipos de interés y las bajas rentabilidades que ofrecen los bonos y otros activos financieros hacen que su rentabilidad sea de las más altas; el cambio de mentalidad en relación al alquiler (en las grandes ciudades la oferta ya comienza a escasear y, por lo tanto, suben los precios) y, por último, las previsiones de revalorización del precio de las viviendas».