Álvarez-Pallete ha marcado un nuevo hito: es el primer presidente de la compañía que llega desde dentro
Álvarez-Pallete ha marcado un nuevo hito: es el primer presidente de la compañía que llega desde dentro - EFE

José María Álvarez-Pallete: «Los datos de las personas son como la dignidad: no pueden ser expropiados»

Con motivo del 95.º aniversario de la compañía, hablamos con José María Álvarez-Pallete. Y tiene buenas noticias. España, asegura, está en condiciones de liderar la nueva Revolución Industrial

MadridActualizado:

La vida está llena de días inolvidables. José María Álvarez-Pallete, por ejemplo, recuerda aquel en que asumió la presidencia de Telefónica tras estar 20 años en la compañía. Nunca pensó llegar tan lejos, pero allí estaba, solo, en el gran despacho de su antecesor, César Alierta.

Ahora le tocaba a él. Sintió cierto vértigo, nada grave, y enseguida se puso manos a la obra. Sucedió hace ya 3 años y, desde entonces, el gigante español de las telecomunicaciones ha acelerado su transformación. La de una añeja empresa de servicios de voz que es hoy una de las diez mayores compañías mundiales del sector. El futuro, de hecho, es la gran fijación del presidente de Telefónica, el primero en 95 años que llega al puesto desde dentro de la compañía. Por eso está centrado en los retos tecnológicos y sociales que nos depara la cuarta Revolución Industrial, ya en marcha: «La mayor transformación tecnológica que haya conocido el ser humano».

XL Semanal. Telefónica cumple 95 añso en un mundo donde la media de las empresas es de 15. ¿Es una ventaja o una desventaja ante «jóvenes» como Google, Facebook...?

J. M. Álvarez-Pallete. ¿Conoces la película El curioso caso de Benjamin Button? Ya sabes, un hombre que nace anciano y todos a su alrededor envejecen mientras él se hace cada vez más joven… Pues nosotros somos Benjamin Button porque rejuvenecemos; venimos del mundo analógico, pero tenemos una historia con muchas fortalezas que estamos trasladando al contexto digital. Las empresas que mencionas, sin embargo, se están haciendo cada día más mayores.

¿Insinúa que estos gigantes tecnológcios caminan hacia el declive?

J.M.Á.-P. Para mí son compañías viejas, ya que su modelo de negocio va a ser cuestionado. ¿Hasta qué punto vender datos de los individuos sin que estos lo sepan es sostenible? Yo creo que no lo es.

XL: ¿Cuánto valen nuestros datos?

J.M.Á.-P. Solo sabemos que estas empresas ganan mucho dinero con ellos y yo tengo derecho a saber cuánto valen. Hay que regular eso. Todo el mundo da ‘Acepto’ a un contrato que nadie lee, pero como te dan un buen valor –una red social, un buscador, acceso a productos…– y no sabes lo que valen tus datos, aceptas.

XL. Hay empresas que se han hecho inmensamente ricas con los datos en unos pocos años...

J.M.Á.-P. Por eso se los llama ‘el petróleo del siglo XXI’. Hablamos de compañías con ingresos de publicidad billonarios y creciendo a doble dígito. El valor de mis datos es crucial para ellos porque les permite hacer una publicidad más segmentada. Es lógico que compartan sus ingresos con los usuarios. Para mí, los datos son como la dignidad: no pueden ser expropiados. Son tan míos como mi derecho al trabajo, a la propiedad privada o mi derecho a la libertad. La transparencia debe ser una meta fundamental. Porque hay cosas que pasan en el mundo digital que, como no conocemos o no vemos, no valoramos.

[Lee la entrevista completa en XL Semanal]