El presidente de Telepizza, Pablo Juantegui, da el campanazo de salida a bolsa en 2016
El presidente de Telepizza, Pablo Juantegui, da el campanazo de salida a bolsa en 2016 - ERNESTO AGUDO

La junta de Telepizza aprueba salir de bolsa y un dividendo menor al previsto

La compañía dejará de cotizar tres años después de su salida al mercado y repartirá un importe extraordinario de 131 millones de euros

MadridActualizado:

Los accionistas de Telepizza han aprobado este lunes en junta general que la compañía deje de cotizar en bolsa y el reparto de un dividendo de 131 millones de euros, un 9,6% inferior al previsto en su última estimación.

En un comunicado, la compañía ha precisado que la exclusión de bolsa ha sido respaldada por el 96% de los votos y la distribución del dividendo ha visto luz verde con el apoyo del 99,9% de los sufragios, en una cita en la que estaba representado el 82,5% del capital, según el dato provisional aportado por la firma.

El resto de puntos del orden del día también han sido aprobados, tal y como se preveía después de que el fondo de inversión KKR cerrara con éxito su opa y pasara del 28,57 al 56,29% gracias a esta operación, un porcentaje que a posteriori ha aumentado hasta superar el 62%.

El consejero delegado de Telepizza, Pablo Juantegui, ha defendido durante su intervención en la junta la decisión de KKR de promover la exclusión de bolsa tres años después de su salida al mercado. «Desde el consejo y el equipo directivo estamos seguros de que este nuevo escenario de compañía no cotizada es más adecuado para afrontar los retos, ingentes, que nos esperan en el inmediato futuro», ha subrayado.

La cadena de restauración comenzó a cotizar a finales de abril de 2016 y se estrenó a 7,75 euros en el parqué, un precio que nunca volvió a tocar, y actualmente sus títulos se pagan a 6 euros.

En su opa, KKR anunciaba su intención de repartir un dividendo extraordinario tras cerrar la operación, aunque el importe será inferior al estimado en un principio. KKR preveía distribuir 187 millones de euros, cifra que después rebajó a 145 y que finalmente ha quedado fijado en 131 millones.

En un comunicado enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), desde el fondo explicaron que este importe era «ajustable a la baja en función de las necesidades de caja de las filiales del grupo Telepizza y del importe final de los gastos derivados de la refinanciación».

De acuerdo con estas mismas fuentes, el dividendo se ha reducido debido precisamente a dos «ajustes negativos»: por haberse financiado «exclusivamente» con fondos procedentes de la reciente emisión de obligaciones por 335 millones de euros y porque «los gastos asociados a la refinanciación exceden la cantidad inicialmente prevista de 10 millones de euros».

Pacto fructífero con Pizza Hut

Durante su discurso, el consejero delegado del grupo ha apuntado que el objetivo de la compañía de cara a 2019 es alcanzar los 2.700 establecimientos y los 1.200 millones de euros en ventas en cadena gracias a la implementación de la alianza con Pizza Hut, firmada hace poco más de un año.

Juantegui ha calificado de «colosal» y «titánico» el desafío que implica el acuerdo alcanzado con la marca de pizzas estadounidense, centrado en los mercados de América Latina (excluyendo Brasil), el Caribe, España, Andorra, Portugal y Suiza.

El pacto hace que Telepizza opere todos los Pizza Hut en estos países; mientras que en la Península Ibérica mantendrá su marca y gestionará ambas, en Latinoamérica dejará progresivamente de utilizar su enseña.

Telepizza cerró el primer trimestre con 2.622 tiendas —casi un millar más que antes de la alianza— repartidas en 39 países, y espera alcanzar un ebitda de entre 75 y 80 millones de euros en este ejercicio. «Estas cifras suponen adelantar diez años las previsiones de crecimiento del grupo», ha subrayado Juantegui.