Rafael del Pino, presidente de Ferrovial (d), junto a Íñigo Meirás, CEO (i)
Rafael del Pino, presidente de Ferrovial (d), junto a Íñigo Meirás, CEO (i) - ABC

Leopoldo del Pino cierra la venta de un 0,9% de Ferrovial por 179,9 millones

Del 5% con que cuenta en el grupo familiar y a través de una 'colocación acelerada'

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Leopoldo del Pino ha cerrado la venta de un paquete de siete millones de acciones de Ferrovial, representativas del 0,9% de su capital social, por un importe de 179,90 millones de euros.

Esta desinversión en el grupo familiar que preside su hermano Rafael del Pino se ha completado en apenas unas horas y través de una 'colocación acelerada' dirigida a inversores cualificados.

Los títulos de Ferrovial se han vendido a 25,70 euros por acción, precio que arroja un descuento del 1,4% respecto al de 26,08 al que cerraron la sesión de Bolsa de este jueves.

De esta forma, Leopoldo del Pino acotará la participación del 5% que mantenía en Ferrovial desde que a comienzos de 2016 vendió la mitad de su entonces porcentaje en el grupo y salió de su consejo de administración.

Su hermano y presidente, Rafael del Pino, es actualmente el principal socio, con una participación del 20%. De su lado, María de Pino cuenta con un 8% y el otro hermano, Joaquín del Pino, con otro 2,5%.

No obstante, como es habitual en este tipo de operaciones, Leopoldo del Pino se compromete a no volver a vender más títulos de la empresa durante al menos los próximos noventa días, unos tres meses, tras esta colocación, que ha encargado a Morgan Stanley, según notificó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Leopoldo del Pino desinvierte en Ferrovial después de que en la última junta de accionistas de la compañía solicitara sin éxito que no se renovara a los exconsejeros delegados del grupo Santiago Bergareche y Joaquín Ayuso en sus puestos de consejeros y vicepresidentes.

A través de una carta dirigida a su hermano y presidente, argumentaba que «excedían con creces el plazo de permanencia máximo de doce años previsto en la ley para los consejeros independientes». Además, estimaba que su «larguísima permanencia» en el grupo generaba «incertidumbre sobre su independencia».

En su respuesta a la misiva, Ferrovial defendió el «profundo conocimiento de la compañía» de Bergareche y Ayuso, y lo «enriquecedora» que considera su permanencia en el consejo. Finalmente, la junta del grupo respaldó con sus votos la reelección para tres años más de Ayuso y Bergareche.

Además de la familia Del Pino, en el capital de Ferrovial están presentes inversores cualificados como el fondo británico The Children's Investment Fund (TCI), que se ha hecho con un 3% desde que en mayo desembarcara en el accionariado. Además, BlackRock cuenta otro 3% de la compañía y Fidelity, con un 2%.

Estos cambios en el capital de la compañía tienen lugar en vísperas del anunciado cambio de su consejero delegado el próximo 1 de octubre, cuando Ignacio Madridejos relevará a Íñigo Meirás en el cargo de que ocupa desde hace una década ante la próxima conclusión de su contrato en 2020.

Además, se registran en tanto Ferrovial está pendiente de vender su división de Servicios en el marco de su estrategia de centrar su negocio en construcción y explotación de grandes infraestructuras.