Terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas
Terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas - JAIME GARCÍA

Madrid presenta su candidatura como plataforma para el comercio electrónico chino

La sentencia sobre Barajas, que no restringe su actividad, permite mantener la apuesta de la patronal para convertirla en un «hub» logístico

MadridActualizado:

La sentencia del Tribunal Supremo sobre el contencioso entre AENA y los vecinos de la urbanización Ciudad de Santo Domingo, en el municipio de Algete, ha sido recibida con alivio no solo por el Gobierno, sino también por una gran parte de las empresas españolas. La patronal madrileña, la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), había cuantificado en 42.000 los puestos de trabajo en toda España que no se podrían generar hasta 2030 en España y la pérdida de 70 millones de pasajeros por la, entonces hipotética, reducción de capacidad de la pista 18R del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

El Alto Tribunal, que dio la razón en 2008 a los vecinos de dicha población al considerar vulnerado su derecho a la intimidad por el ruido de los sobrevuelos que producen las aproximaciones a esta instalación, indica en el recurso de casación que debe ser la Administración, y no un órgano judicial, el que dictamine las medidas que se deben adoptar para poner fin a dicha lesión de los derechos de los residentes. No obliga, por tanto, a recortar la actividad de la polémica pista ni a reducir el número de sobrevuelos.

La decisión del Tribunal Supremo tiene otra importante derivada: permite apuntalar la que es una de las principales apuestas de CEIM. La patronal, desde hace meses, trabaja por atraer uno de los principales focos de crecimiento económico mundial, el comercio electrónico y, más concretamente, a los portales web asiáticos, como Alibaba (el gigante dueño de enseñas como Aliexpress y Taobao) o Shein.

«Es una excelente noticia, no solo para el transporte aéreo, sino para la Comunidad de Madrid y la economía española. Nos preocupaba mucho una sentencia desfavorable porque podía mermar la capacidad Barajas tanto como "hub" (centro de conexiones) de pasajeros como por su papel como punto importante de carga», explica, en declaraciones a ABC, el presidente de la organización, Juan Pablo Lázaro.

El máximo responsable de CEIM señala que viajó el pasado mes de octubre a China para reunirse con los gobernadores de varias provincias y representantes de las empresas del país asiático. En dichos encuentros se trasladó la propuesta de utilizar Barajas como plataforma logística para distribuir los productos de las firmas asiáticas al resto de Europa y aprovechar la conexión del aeropuerto con Iberoamérica -Barajas es el principal nexo entre ambos continentes- y el norte de África, lo que permitiría ampliar su radio de acción. La capital española aspira, así, a un puesto entre los núcleos elegidos por las asiáticas, como Londres, Ámsterdam o Milán, donde ya se ha establecido Alibaba.

«Hay muchos portales asiáticos que buscan constituir plataformas en Europa que reciban la mercancías y que éstas luego circulen por la UE. Madrid tiene que estar ahí», sentencia Lázaro, si bien matiza que antes es necesario establecer mecanismos que agilicen los trámites aduaneros y desplegar una infraestructura de terminales de carga capaz de responder a las exigencias de un sector «intensivo» en mano de obra. «Nada de esto se hubiera podido realizar con una sentencia restrictiva», concluye.

Lázaro hace hincapié en la necesidad de trazar un plan coordinado entre la patronal, la Comunidad de Madrid y las distintas administraciones españolas e indica que ya se han fijado protocolos de trabajo, en este sentido, con la consejera madrileña de Economía, Engracia Hidalgo, y el consejero de Transportes, Pedro Rollán.

Respuesta de vecinos

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, celebró que el fallo del Supremo da, a su juicio, «la razón a la Administración», puesto que permite mantener la capacidad operativa, y que, además, pretende mantener dicha capacidad al 100%. Los vecinos afectados, sin embargo, ponen el acento en que el Alto Tribunal ha reconocido «por tercera vez» que sigue sin ejecutarse su sentencia firme de octubre de 2008.

Félix González Iglesias, el abogado de los más de 1.200 vecinos personados, llama la atención en que, después de que el Supremo haya apelado a un reglamento de la Unión Europea de 2014, el caso va a trascender la normativa nacional. «El complejo proceso abocado por los responsables de la lesión obliga a designar autoridades competentes independientes de las que dependerá la adopción de restricciones operativas, el objetivo de reducción del ruido y las medidas para cumplirlo, bajo regulación del Parlamento Europeo e incluso control directo de la Comisión».

La patronal de las aerolíneas, Asociación de compañías españolas de transporte aéreo (Aceta), por su parte, recalca que «es una buena noticia que no se restrinja la operativa de un aeropuerto de la importancia y envergadura de Madrid- Barajas», así como que se opte por «una solución equilibrada entre el interés general y los derechos de los vecinos», en palabras de su presidente, Antonio Pimentel.