MAYA BALANYA

Mango acuerda vender sus instalaciones en Palau-solità al fondo Invesco por 100 millones

Se trata de una venta con arrendamiento posterior, donde Mango alquilará el edificio durante 30 años

MadridActualizado:

Mango ha alcanzado un preacuerdo con el fondo de inversión británico Invesco para vender sus instalaciones en Palau-solità i Plegamans (Barcelona), donde tiene la sede y el centro de diseño.

La operación asciende a más de 100 millones de euros y supone una forma de rentabilizar los activos de la firma de moda para obtener recursos que financien su expansión. Está previsto que la compraventa se formalice durante el primer trimestre de 2018, con lo que los ingresos no se contabilizarán como resultados extraordinarios en las cuentas de 2017.

Se trata de un contrato de venta con arrendamiento posterior, que prevé el alquiler por parte de Mango durante 30 años, y supondrá una rentabilidad para el fondo británico del 5%.

Las instalaciones de Mango en Palau-solità i Plegamans ocupan una superficie de 149.000 metros cuadrados, y esta operación supone la segunda gran desinversión de la compañía en sus activos inmobiliarios, ya que en diciembre del año pasado vendió su centro logístico en Lliçà d'Amunt (Barcelona) al grupo europeo de inversión inmobiliaria VGP por más de 150 millones de euros.

En aquel caso, el contrato también contemplaba que Mango se mantenga como inquilino de las instalaciones durante 30 años.