INÉS BAUCELLS

El megacontrato para renovar la flota de Renfe, en la recta final

Fomento prevé invertir 3.000 millones en nuevos trenes de Cercanías

MadridActualizado:

Los planes del Gobierno para renovar la flota de Renfe han dado un acelerón en las últimas semanas. El Ejecutivo ultima la firma del contrato-programa que pondrá en marcha los nuevos servicios ferroviarios públicos y articulará las inversiones en material rodante del operador ferroviario. Una vez cerrado este acuerdo, se publicarán, «de forma inmediata», los pliegos para la adquisición de nuevos trenes, aseguran a ABC fuentes conocedoras del proceso. «Es cuestión de semanas», aseguran estas mismas fuentes.

La compra de este material rodante, que estará destinado a servicios de Cercanías y Media Distancia, se articulará a través de un macrocontrato que rondará los 3.000 millones de euros y contemplará la compra de cientos de trenes. Hay que tener en cuenta que el operador ferroviario lleva siete años sin realizar ninguna adquisición de estas características y necesita renovar su flota. De hecho, es probable que tras la firma de este contrato muchos vehículos se achatarren.

Respecto a las condiciones del concurso, todo apunta a que Renfe encargará un modelo concreto de tren, con unas características técnicas específicas. La oferta más valorada, por tanto, será la que cumpliendo estos parámetros sea más barata.

Un buen número de fabricantes se han mostrado interesados en este macrocontrato, que fue anunciado a principios de septiembre por el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura. Los planes del presidente de Renfe, Isaías Tabóas, también pasan por adquirir nuevos trenes para larga distancia. Sin embargo, está previsto que este concurso se demore algo más en el tiempo.

Ayer, en un foro ferroviario organizado por «El Español», el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, hizo referencia a la necesidad de potenciar la inversión en el sector. «Ha habido una cierta descapitalización de todo el sistema ferroviario», apuntó el titular de Fomento.

Lo cierto es que el anterior Ejecutivo ya promovió la compra de nuevas locomotoras y trenes para Renfe. A finales del año pasado, el entonces presidente de la compañía pública, Juan Alfaro, anunció una inversión al respecto de 1.500 millones. Sin embargo, este plan finalmente quedó suspendido con el cambio de Gobierno.