La fecha límite para comprar un vuelo y que no se dispare de precio es de tres semanas antes de la salida
La fecha límite para comprar un vuelo y que no se dispare de precio es de tres semanas antes de la salida - ADOBESTOCK

Este es el mejor día de la semana para comprar un vuelo barato

Entre los trucos para comprar un viaje en avión a un buen precio encontramos algunos relacionados con el momento idóneo de reserva o compra, el tipo de vuelo, la aerolínea o la cantidad de extras contratados

Actualizado:

Conseguir un vuelo a un precio lo más barato posible depende de una conjunción de factores. Entre los mejores consejos para encontrar un viaje en avión a un buen precio encontramos algunos relacionados con el momento idóneo de reserva o compra, el tipo de vuelo, la aerolínea o la cantidad de extras contratados. A continuación, recopilamos los mejores trucos desgranados por los expertos del sector.

1. Viajar en temporada baja

En el comparador de vuelos Skyscanner aconsejan volar en meses diferentes a julio, agosto y septiembre para encontrar un vuelo barato. También se deben evitar fechas que coincidan con las vacaciones de Navidad, Semana Santa o los puentes. En temporada baja también están más baratos los hoteles o las casas de alquiler. En el comparador indican que enero y noviembre suelen ser los meses menos caros para realizar un trayecto, seguidos de febrero. Por contra, julio y agosto registran los precios más altos. Pero, si tu trabajo o responsabilidades familiares te impiden viajar en estas fechas no convencionales, sigue leyendo para recurrir a otros trucos.

2. Reservar en el momento justo

En Airhelp destacan que encontrar el momento más adecuado para reservar un vuelo no es una tarea nada fácil. Por un lado, adquirir un vuelo demasiado tarde puede conllevar que el precio se llegue a triplicar. Pero, «el coste de reservar demasiado pronto puede ser casi tan alto como reservar demasiado tarde», subrayan en el portal de asesoramiento para viajeros. Así, estos expertos recomiendan comprar en la franja que va de tres meses a un mes antes del día de la fecha del viaje. No obstante, esta recomendación no es útil para destinos frecuentes o fechas que coinciden con periodos de vacaciones.

3. El mejor día de la semana

Además, del informe «Travel Pricing Outlook in 2019» elaborado por Airlines Reporting Corporation (ARC) y Expedia Group a partir de la información de los viajes realizados en 2018 se extrae que la fecha límite para comprar un vuelo y que no se dispare de precio es de tres semanas antes del día de salida. El día de la semana en que se compra el billete también es importante. En este mismo estudio se recalca que reservar un domingo puede suponer un ahorro de hasta 36% y que los días en los que resulta más caro adquirir un vuelo son los jueves y viernes.

En «Travel Pricing Outlook in 2019» también se indica que los vuelos de ida y vuelta que abarcan un sábado en medio suelen tener un menor coste.

4. Flexibilidad en fechas y destino

Otro de los consejos para conseguir un vuelo barato tiene que ver con la flexibilidad en fechas y viajes. En el portal Airhelp subrayan la importancia de viajar en los días del calendario que puede costar menos y de adaptar, por tanto, nuestra disponibilidad a los precios en vez de al revés. En Skyscanner también animan a cambiar los destinos más conocidos por otros menos demandados y a los que suelen llegar, principalmente, las aerolíneas de bajo coste.

5. Vuelos con escalas

Aunque las escalas alargan los viajes, cualquier billete a otro continente sale mucho más barato si recalas durante unas horas en aeropuertos de Londres, París o Dubai, tal y como recuerdan desde Skyscanner. Sin embargo, en el informe «Travel Pricing Outlook in 2019» se rebate este truco y se afirma lo siguiente: « No asuma que los vuelos directos costarán más que los que tienen paradas. Esto solo es cierto en algunos casos. Los vuelos directos pueden costar menos que los vuelos con escalas por una amplia gama de razones como las rutas recién estrenadas, la temporada baja o los viajes a destinos de de negocios durante un fin de semana».

5. Utilizar comparadores

En la OCU recomiendan esta herramienta siempre y cuando el precio anunciado se corresponda con el real. En base a una encuesta realizada el año pasado a 18.567 viajeros de Bélgica, España, Italia y Portugal, la organización de consumidores concluye que los comparadores y buscadores de vuelos más fiables son Google Vuelos y Skyscanner. Algunos de estos portales también permiten activar alertas de precios en función del destino elegido.

6. Revisar los recargos

Antes de finalizar la compra, es recomendable revisar el precio total que se va a pagar y calcular cuánto sube por los extras añadidos ya que los billetes de avión baratos, a veces, salen caros. Además, los recargos se suelen incluir sobre todo en las tarifas más bajas que incorporan un mínimo para poder viajar y que se encarecen tras cobrar de forma separada por cada servicio que el pasajero contrata de forma opcional. Los extras más frecuentes son los referentes a la facturación de equipaje, el embarque prioritario, elección de asiento o por pedir comida durante el vuelo.