El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro - EFE

Montoro, sobre la reforma de Sociedades: «No empeorará la fiscalidad de nadie»

El ministro de Haciendo en funciones ha defendido que el aumento de los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades «no va a perturbar esencialmente el funcionamiento de las empresas»

MADRIDActualizado:

El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, ha defendido este jueves que el aumento de los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades "no va a perturbar esencialmente el funcionamiento de las empresas", dado el contexto de abundante liquidez del sistema financiero.

Durante su defensa ante el pleno del Congreso de esta medida, el ministro ha dicho que se trata de una medida necesaria, porque permitirá cumplir el objetivo de déficit del 4,6% del PIB comprometido para este año (ayudas financieras incluidas) y porque fortalecerá la recuperación económica.

En este sentido, ha añadido que la medida "no altera el espíritu" de la reforma fiscal acometida por el Gobierno -que rebajó el IRPF y el Impuesto de Sociedades-, ya que no se trata en modo alguno de una subida del impuesto, sino de un adelanto a cuenta del ejercicio.

Ha recordado que son solo las 9.000 empresas que facturan más de 10 millones de euros las que tendrán que afrontar los pagos fraccionados, lo que -a su juicio- "no es un número demasiado alto frente a 3 millones de autónomos y pymes que hay en España".

"Lo hacemos convencidos de que no vamos a empeorar la fiscalidad de nadie", ha afirmado Montoro, que ha recordado la intención del Gobierno es mantener vigente el cambio en Sociedades hasta que el déficit baje del 3 % del PIB y España salga del procedimiento de vigilancia por déficit excesivo.

Ha hecho hincapié en que la reforma devolverá los pagos fraccionados a la situación en la que ya se encontraban en 2012 y que fue levantada en enero de este año.

Ha incidido en que cuando se aplicó esta medida en 2012 se recaudaron 4.000 millones de euros adicionales, a pesar de que la crisis había disminuido los beneficios empresariales, en tanto que en 2016 se prevén recaudar 8.300 millones de más en un entorno de crecimiento económico y de mejor coyuntura para las empresas.

Una recaudación de 21.000 millones

En conjunto, Hacienda espera ingresar este año por el Impuesto de Sociedades en torno a 21.000 millones de euros, cantidad similar a la de 2015 y 2014, y que también cree que quedará garantizada para 2017.

Montoro ha recordado que el cambio de coyuntura macroeconómica respecto a la primera vez que se puso en marcha esta medida ha sido posible en buena medida por la rebaja de impuestos de la reforma fiscal que ha entrado en vigor entre 2015 y 2016, y que "ha inyectado en la economía de las familias 9.000 millones de euros".

Ello ha hecho posible, ha dicho, junto al resto de reformas estructurales del Gobierno, que la economía española esté creciendo el doble que la media de la UE y que Estados Unidos.

En su opinión, este es el hecho diferencial que está permitiendo que España tenga un crecimiento económico superior, ya que los llamados "vientos de cola" (petróleo barato y política expansiva del BCE, entre otros) benefician por igual a todos los países europeos.