Moody's cree que la rentabilidad de la banca española se mantendrá en «los modestos niveles actuales»
Moody's cree que la rentabilidad de la banca española se mantendrá en «los modestos niveles actuales» - REUTERS

Moody's empeora su visión de la banca española: rebaja la perspectiva del rating de «positiva» a «estable»

La agencia de calificación crediticia espera que las entidades reduzcan sus activos improductivos de manera más lenta

MadridActualizado:

La agencia de calificación crediticia Moody's ha rebajado la perspectiva del rating de la banca española de «positiva» a «estable», debido a que espera que las entidades reduzcan sus activos improductivos de manera más lenta, según ha informado este lunes.

La firma estadounidense ha explicado que esta ralentización responde a que este tipo de activos tienen cada vez menos peso. En este sentido, el vicepresidente y director de Crédito de Moody's, Alberto Postigo, ve poco probable que la venta de activos este año coincida con los elevados volúmenes alcanzados en 2018, cuando las entidades bancarias más grandes se desprendieron de la mayor parte de los activos que eran «fácilmente vendibles» de sus balances.

Por su parte, desde Moody's esperan que el resto de fundamentales crediticios, como son el capital, la financiación, la liquidez y la rentabilidad, se mantengan, en general, sin cambios.

Según el informe publicado este lunes, el sólido crecimiento económico apoya un entorno operativo estable y, pese a la probable desaceleración del PIB, «España seguirá siendo una de las economías de más rápido crecimiento de Europa».

En este contexto, Moody's considera «poco probable» que varíen significativamente las condiciones de financiación y liquidez. Así, aunque ha disminuido desde 2011 la necesidad de financiación mayorista de los bancos españoles por el desapalancamiento de los clientes, el incremento de la demanda de crédito puede frenar esta tendencia.

De su lado, cree que la rentabilidad se mantendrá en «los modestos niveles actuales», ya que el aumento de los ingresos por comisiones ayuda a contrarrestar una disminución en los ingresos netos por intereses.