Sede del Banco de España
Sede del Banco de España - Isabel B Permuy

La morosidad de la banca cayó al 5,23% en julio, su nivel más bajo en casi diez años

Según los datos provisionales que ha publicado este lunes el Banco de España, los impagos bajaron a 63.000 millones de euros desde los 65.068 millones del mes anterior

EFE
MadridActualizado:

La morosidad de la banca española, equivalente al porcentaje de créditos impagados con respecto al saldo total concedido, volvió a caer en julio, hasta el 5,23%, desde el 5,36% del mes anterior y se situó en su nivel más bajo desde diciembre de 2009 tras un nuevo recorte de los créditos dudosos.

Según los datos provisionales que ha publicado este lunes el Banco de España, los impagos bajaron a 63.000 millones de euros desde los 65.068 millones del mes anterior, la cantidad más baja desde diciembre de 2008.

El crédito total concedido a familias y empresas también se redujo, hasta 1,204 billones de euros, desde los 1,214 billones que sumaba un mes antes.

En comparación con el mismo mes de 2018, la morosidad del sector había mejorado en más de un punto porcentual, en 1,12 puntos, ya que entonces se encontraba en el 6,35%, con un volumen de créditos de 1,217 billones y un saldo de impagados de 77.333 millones.

Y este año, entre enero y julio, este indicador disminuyó en más de medio punto porcentual, ya que terminó 2018 en el 5,81%.

Además del dato general de la banca, el Banco de España publica cada mes la morosidad agregada de bancos, cajas y cooperativas o cajas rurales, por un lado, y por otro, las cifras de los establecimientos financieros de crédito (EFC), especializados en financiar la compra de grandes bienes de consumo.

La mora conjunta de bancos, cajas y cooperativas retrocedió en julio hasta el 5,21% desde el 5,35% de junio, un nivel que no se conocía desde enero de 2010.

Esta caída se produjo después de que los créditos dudosos hubieran bajado hasta 59.899 millones desde los casi 62.000 millones de junio, con un «stock» crediticio de casi 1,150 billones, similar al del mes anterior.

Respecto a julio de 2018, la mora de ese grupo de entidades descendió en 1,16 puntos porcentuales, ya que ese mes se situaba en el 6,37%, aunque en esa fecha los créditos impagados ascendían a 74.012 millones y el saldo crediticio, a 1,162 billones.

En cuanto a los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), especialistas en financiar grandes bienes de consumo, la morosidad se mantuvo en julio en el 5,60%, con un saldo crediticio de 48.413 millones y un volumen de dudosos de 2.711 millones.

Respecto al mismo mes de 2018, el indicador bajó dos centésimas. Este nuevo retroceso de la mora aleja a este indicador a más de ocho puntos porcentuales de su máximo histórico, el 13,61%, que alcanzó en diciembre de 2013, en plena crisis económica y financiera.