ADOBESTOCK

Las mujeres solo ocupan un 16% de los puestos directivos en España

La brecha salarial es del 16% en cargos directivos, un 11% en cargos medios y un 12% en empleados, según un informe de ICSA Grupo y EADA Business School

BARCELONAActualizado:

Las mujeres ocupan un 16% de los puestos directivos en España, cuatro puntos más en comparación a 2016, aunque en el inicio de la crisis económica el porcentaje era del 20%, según los resultados del último informe 'Talento Femenino' de 2019. El estudio, presentado este viernes en Barcelona por ICSA Grupo y EADA Business School, se ha elaborado a partir de una muestra que recoge datos salariales de más de 80.000 personas empleadas por cuenta ajena en España, captados a través de encuestas directas y plataformas tecnológicas.

La recuperación económica "no ha significado una mejora considerable" en la presencia de mujeres, lamenta el estudio, y advierte de que tampoco ha contribuido a la reducción de la brecha salarial entre hombres y mujeres, que es del 16% en cargos directivos, un 11% en cargos medios y un 12% en empleados.

La retribución media actual de un directivo es de 82.763 euros brutos anuales, mientras que el de su homóloga femenina es de 71.271, y de hecho el informe puntualiza que la diferencia salarial entre directivos hombres y mujeres hoy es cuatro puntos superior en comparación a 2008.

Por tipos de cargos directivos, las mujeres representan solamente un 8,6 % de las direcciones generales y un 7,7 % de las direcciones comerciales, mientras que en las áreas funcionales "clásicas" como la dirección de Recursos Humanos, las mujeres representan un 32 %, seguida de la dirección financiera, con un 20 %.

Indry Canchila, socia de ICSA y responsable del informe ha criticado que "la empresa debería tomar más la iniciativa en el campo de la igualdad y no esperar simplemente a cumplir las leyes que marque el Estado".

Aline Masuda, profesora de EADA Business School y colaboradora del informe, ha afirmado que "los avances en políticas de igualdad responden a la presión social, pero tienen que ser concretas y aplicables como la reciente ampliación del permiso de paternidad".

Ambas expertas han coincidido en que aunque se han dado mejoras en los últimos tres años, los cambios han sido "demasiado lentos" e "insuficientes" y han señalado tres campos esenciales en los que centrar los esfuerzos: personal, empresarial y político.