Malcolm Wilson, consejero delegado de XPO Logistics en Europa
Malcolm Wilson, consejero delegado de XPO Logistics en Europa - ABC
LOGÍSTICA

«No creo que los robots sean una amenaza para el empleo en el sector»

Malcolm Wilson, consejero delegado de XPO Logistics en Europa, habla para ABC sobre las necesidades del sector y sus retos para el futuro a corto y largo plazo

MadridActualizado:

El comercio electrónico llegó para quedarse hace unos años. Un «boom» que revolucionó las nuevas formas de compra y de venta, hasta el punto de que para cualquier negocio sea imprescindible estar presente en internet. Un hecho que han aprovechado las empresas logísticas para expandirse y crecer. Aunque también les supone el reto de agilizar sus procesos de recepción y entrega de pedidos.

Así lo cree también Malcolm Wilson, consejero delegado de XPO Logistics en Europa. La compañía logística facturó el pasado año en el continente 6.192 millones de euros, de los cuales 712 se generaron en su negocio en España, donde lleva la gestión logística de empresas como Inditex, Amazon, Carrefour y H&M, entre otros. Unos datos que supusieron un crecimiento de más del 13%. Pero, aun así, España todavía está lejos de la facturación que se genera en Francia y Reino Unido. Wilson, que lleva como CEO de XPO desde septiembre de 2017, atiende a ABC para hablar sobre el sector, sus necesidades y los retos que tiene en el futuro, tanto a corto como a largo plazo.

Un estudio reciente alerta de que el sector logístico tiene problemas para encontrar y atraer empleados cualificados. ¿Lo ve así?

El sector está en un entorno cambiante. Hace cinco o diez años no se consideraba un negocio emocionante, mientras que ahora, gracias a la tecnología, todo ha cambiado. Se ha convertido en una oportunidad atractiva para los jóvenes. Es un desafío para nosotros atraerlos. Aun así, es cierto que en el caso de los conductores de camiones hay escasez global. Por eso estamos ejecutando nuestra propia academia para conductores. Damos la oportunidad para aprender y ser conductores o gerente de evaluación de conductores. Por su parte, para los trabajadores en almacén y los que hacen tareas administrativas estamos ejecutando muchos programas educativos y de aprendizaje. Aproximadamente todos los empleados hemos recibido 21 horas de formación este año.

¿Cree que hace falta una mejor formación desde el sistema educativo?

Creo que hoy en día las universidades reconocen más nuestro sector, es mucho más técnico, y por tanto más atractivo. Porque en el pasado era un trabajo más manual y más desagradable. Pero, en el presente y el futuro, con los vehículos autónomos, la robótica que trabaja en el almacén, la automatización, creo que la industria es mucho más atractiva. Las universidades están reconociéndolo y se están adaptando.

En ese sentido, ¿son un peligro los robots para el empleo?

No, creo que no es un peligro, sino un complemento. En Europa, la población está envejeciendo y eso supone un reto para el mercado laboral. Ahora desplegamos más robots que funcionan como si fueran humanos. Pero lo que estamos descubriendo es que estas máquinas son capaces de eliminar el trabajo más mundano y permiten que las personas se formen para un trabajo más avanzado. Eso es beneficioso para los empleados. Las máquinas también pueden ayudar en trabajos difíciles o pesados, como por ejemplo en las actividades donde hay que levantar peso constantemente. Pero en general no vemos que vaya a destruir empleos.

«España es más progresista que otros países; más del 50% de nuestra plantilla allí son mujeres»«Inditex es una gran compañía y trabajar para ellos nos exige ser muy ágiles en la organización»

Muchas de las empresas del sector quieren impulsar el papel de la mujer y su acceso a puestos directivos. ¿Qué se está haciendo?

A nivel global no tengo los datos, pero en España más del 50% de nuestra plantilla son mujeres y nuestro equipo directivo cuenta con un buen número de ellas. Creo que España es un país mucho más progresista que otros y que ayuda a las mujeres a tener una carrera laboral exitosa. Eso se adapta a nuestros intereses porque uno de nuestros valores fundamentales es ser inclusivo. Queremos promoverlo, ya que está demostrado que una organización más diversa realiza una toma de decisiones mucho más inteligente.

¿Cuál ha sido la importancia del comercio electrónico para el sector?

Fue fundamental para nuestro crecimiento. Un 31% de nuestra cartera de clientes está relacionado con el comercio electrónico. Lo bueno es que el comercio electrónico alimenta el avance de la tecnología.

En España facturaron menos que en Francia y Reino Unido. ¿Es un mercado menos maduro?

No lo creo. El nivel de crecimiento de España es constante en el tiempo. España es muy receptiva al comercio electrónico y muy receptiva a la tecnología, y eso es muy beneficioso para nosotros.

¿Es la última milla el reto más a corto plazo?

En EE.UU. somos los líderes, y Europa y España son un mercado aún en auge. Trabajamos la última milla con mucha tecnología, donde el consumidor puede ver el estado de su pedido. En España el cliente se siente muy cómodo al hacer el pedido en línea y espera tener un nivel de servicio muy superior. Debemos poner mucha atención en la última milla y hacer una entrega sin daños para que el cliente tenga la mejor experiencia.

En nuestro país trabajan para Inditex, que ha hecho una apuesta importante para integrar su formato físico con el online. ¿Qué responsabilidad supone eso?

Inditex es una gran compañía, pero no quiero hablar de clientes específicos. Para nosotros trabajar para ellos nos exige ser muy ágiles en la organización.