Con eso no se juega

Actualizado:

Pedro Sánchez ha demostrado una gran capacidad para la política espectáculo. Tan es así que piensa mantener la función hasta que le cambien el colchón de La Moncloa. Es más, ahora que se acaba su primera y quién sabe si última experiencia de Gobierno ha subido el tono y quiere sacar adelante la reforma de la reforma laboral que no ha sido capaz de proponer en estos ocho meses.

Le da igual que la legislatura esté ya finiquitada. Le da igual que le haya apeado del Falcon la misma macrocoalición de micropartidos que le ayudaron a derribar al PP y a quienes tendrá que pedir el voto. Le da igual recurrir, una vez más y van..., a la figura excepcional

Ignacio Marco-GardoquiIgnacio Marco-Gardoqui