FOTOLIA

La nueva guerra por las hipotecas baratas rebaja aún más los diferenciales

Tres bancos han abaratado sus créditos variables a lo largo del mes de octubre

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La guerra por las hipotecas baratas se ha vuelto a reactivar este octubre con los anuncios de tres entidades. Gracias a la batalla de los bancos por unir clientes a sus filas, ya podemos encontrar varios créditos en el mercado con diferenciales por debajo del 0,90% sobre Euribor a tipo variable. La semana pasada, el Santander lanzó al mercado una hipoteca con un diferencial del 0,79% para operaciones con una financiación por debajo del 60% del valor del inmueble. La entidad presidida por Ana Botín informó de que su objetivo es «ajustar la oferta hipotecaria al perfil de riesgo de cada cliente y de cada operación con el fin de responder a la demanda hipotecaria con la oferta más competitiva del mercado».

Un día después, la entidad digital Coinc mostraba sus cartas con un recorte de 10 puntos, hasta el 0,89%. Este crédito mantendrá las mismas condiciones, se seguirá comercializando sin comisiones y tampoco se exigirán vinculaciones. La cantidad máxima que se puede solicitar para primera vivienda es el 80% del menor de los valores de tasación o el del precio de compra. En el caso de que sea para segunda vivienda, el límite de la financiación es del 60% de los valores citados.

Octubre ya comenzó al rojo vivo con el órdago de Bankinter. La entidad redujo por segunda vez este año el diferencial de su hipoteca variable, que ahora pasa del 0,99% al 0,89%. El crédito cuenta con un interés fijo del 1,5% durante el primer año y pasa a uno variable al 0,89% a partir del segundo año. La comisión de apertura se mantiene en el 1%.

Asimismo, BBVA comenzó a comercializar el pasado abril una hipoteca con un tipo del 1,89% el primer año para pasar después a un diferencial del 0,89% más Euribor. La entidad también moderó las condiciones exigidas pero avisó de que las contrataciones de productos influirían en el diferencial a aplicar.

Desde el comparador financiero HelpMyCash aconsejan leer bien la letra pequeña para detectar comisiones y claúsulas. Asimismo, conviene tener cuidado con las vinculaciones que el banco ofrece a cambio de rebajar el interés. Algunos no tienen ningún recargo, como domiciliar la nómina o los recibos, pero aumentan la dependencia con el banco. Otros servicios como los seguros, planes de pensiones o tarjetas sí supondrán un coste extra que habrá que sumas al precio final de la hipoteca.

Los expertos del comparador financiero solo recomiendan aceptar los productos vinculados si nos interesan por los servicios ofrecidos o si compensan el descuento final en el interés del crédito.

Subida del Euribor

Coincidiendo con esta batalla comercial, el Euribor cerró septiembre en el -0,166% y provocó el primer encarecimiento de las hipotecas desde 2014. No obstante, la subida de las cuotas ha sido muy ligera. Así, para una hipoteca media de 120.000 euros a 20 años, y con un diferencial de Euribor un 1%, la cuota anual de la hipoteca solo se ha incrementado en 0,11 euros mensuales o 1,32 euros al año. Aunque el referencial más usado para las hipotecas sigue en valores negativos, el indicador pasó del -0,170% a -0,166% en solo un mes.