Un repartidor de comida a domicilio
Un repartidor de comida a domicilio - JOSE RAMON LADRA

Pedir comida a domicilio online, el sector que más crecerá en 2019

En total, los pedidos aportaron 2.400 millones de euros a la economía española, según un estudio de la plataforma Just Eat

Cris de Quiroga
MadridActualizado:

El buen comer y el mundo digital hace tiempo que van de la mano. El año pasado, el sector de la comida a domicilio aportó 2.400 millones de euros a la economía española, tanto a través de pedidos por teléfono como online. De hecho, estos últimos supusieron 600 millones de euros y se estima que el pedido online de comida a domicilio sea el sector que más crezca, hasta un 50%, en 2019.

Así lo confirma el «Gastrómetro», el estudio anual de Just Eat, que encuesta a más de 20.000 usuarios. La plataforma (igual que otras como Deliveroo, Uber Eats o Glovo) conecta a los consumidores con sus restaurantes favoritos, se fundó en Dinamarca, en 2001, y empezó a operar en España en 2010. Ocho años después, se sitúa a la cabeza del reparto de comida, con más de 10.000 restaurantes asociados —con marcas tan reconocibles como Goiko Grill, Vips o Telepizza— en más de 1.000 municipios de la geografía española. Gracias a los más de dos millones de usuarios activos, Just Eat llegó a entregar hasta un millón de pedidos en un solo mes, en marzo de 2018.

Usuario joven, trabajador y acompañado

El popular «Netflix and chill» bien podría sustituirse por «Netflix, Just Eat and chill», pues el 58% de los usuarios piden comida a domicilio para acompañar a su serie o película favorita —el 60% lo hace a través de plataformas a la carta—.

Desde casa y en compañía, joven, cosmopolita y de poder adquisitivo medio; así es el usuario de comida a domicilio, en su mayoría, personas que viven en familia (39%) o en pareja (37%). Ni a los más mayores ni a los más jóvenes, comer en el hogar sin cocinar atrae a hombres y mujeres de entre 25 y 35 años (44%) y de entre 35 y 44 (30%) —grupo en el que el consumo ha crecido dos puntos porcentuales respecto al año pasado— y tres de cada cuatro son trabajadores —ocho puntos porcentuales más que en 2017—.

La revolución del mercado de la comida a domicilio ha sido gracias a los smartphones, y cada vez más usuarios piden a través de las aplicaciones para iOS o Android. Casi el 70% de los pedidos se hace a través de las apps; Just Eat acumula 5 millones de descargas desde su lanzamiento. La mayoría de los consumidores piden comida a domicilio por su rapidez y comodidad, aunque el 16% aprovecha para probar nuevos tipos de comida.

La comida china, la favorita

Hawaiana, venezolana, turca, brasileña, gallega, tailandesa... De entre más de 60 estilos culinarios que se ofertan en la plataforma, la comida china fue la favorita en 2018 (como también lo fue en 2017) y los platos más solicitados los rollitos de primavera y el arroz tres delicias. Detrás le siguen la cocina italiana, la americana (las patatas fritas y las hamburguesas también se encuentran entre los platos más populares) y la japonesa.

La variedad y el descubrimiento de nuevos sabores está de moda. Los pedidos de comida hawaiana aumentaron un 5.098% en un año —donde más crecieron fue en Barcelona—, gracias a la elevada demanda de poké, plato típico de esta cocina caribeña. Los pedidos de comida vegana también fueron los que más crecieron en 2018, un 131% más con respecto al año anterior. Así, la tendencia por seguir una alimentación saludable también ha impactado en este sector, siendo en Vigo donde más ha crecido la opción vegana y en Sevilla los platos sanos.

Pero no solo los platos exóticos tienen éxito. La dieta mediterránea y los platos locales son cada vez más populares entre los usuarios, pues crecieron un 63% en 2018. Año en el que se pidieron a domicilio más de 10.000 croquetas y más de 2.500 sepias a la plancha, sobre todo en Madrid. Las tapas, en especial en Barcelona, y la cocina gallega, en Santiago de Compostela, también se consolidan como una tendencia culinaria, creciendo un 85% y un 45%, respectivamente.